Tag: nanas

Dic 15

Salma

Ayer conocí a a Salma, la dedicataria de esta nana. Sus orgullosos -con razón- padres nos la trajeron al conservatorio. Una belleza, todo ojos. Tan grandes y hermosos que tuve que contárselos para asegurarme de que sólo eran dos. No me atreví a cogerla. Aunque he cogido a menudo niños de esa edad, siempre me …

Continue reading

Oct 24

Nanas del clarinete

Carmen Domínguez, una espléndida clarinetista del Reino de las Tahonas Viejas, acaba de tener un niño. Ya sabéis que tengo un vicio involuntario con las nanas, así que allá va. En este caso concreto, no me extrañaría que Carmen se enfadara conmigo: se me ha ido, como suele, el santo al cielo, y me olvidé …

Continue reading

Jun 06

Sobre el vicio de hacer nanas

¿Tendré acaso vicio de hacer nanas? Ésta va dedicada a Pedro San Martín, que será próximamente bipadre. La he hecho extremadamente raveliana porque, por alguna razón (¿meticulosidad? ¿perfeccionismo?), Pedro siempre me hace pensar en Ravel. Por otro lado, me doy cuenta de que ya llevo unas cuantas nanas hechas. Son un regalo que sólo un …

Continue reading

May 15

Dúplice, con el dúo +Que2

El día 13 de mayo se estreno en el Conservatorio Profesional de Música de Salamanca “Tahonas Viejas” mi concertante para dos guitarras “Dúplice”, del que he escrito unos cuantas veces. Arriba tenéis vídeos del estreno, del bis, que fue mi “Berceuse para Jimena”, dedicada a la hija de Orlando, uno de los guitarristas, y de …

Continue reading

Abr 07

Berceuse para Marimba

Aquí os presento otra de mis piezas “huérfanas”. En este caso, no me extraña su orfandad. Una nana no debería —creo yo— ser nunca muy espectacular o lucida, con lo que no es una obra atractiva para tocar en concierto. Quizá para algún alumno. La nana en cuestión está dedicada a Juanjo Guillem. Estaba un …

Continue reading

May 15

La vida viene y va

En estos días, ando de acompañante en hospitales. Mucha gente querida está a punto de irse, y la tristeza flota sobre todos nosotros. Pero no lloraremos hasta que nos toque llorar. Quiero, en cambio, compartir con vosotros un momento más alegre. Nuestra amiga Cuqui acaba de traer al mundo a Alejandro. Habíamos convenido que cuando …

Continue reading

A %d blogueros les gusta esto: