Nanas del saxo y el piano

Creo que acabaré creando una categoría llamada “nanas” dentro del blog. Esta vez va dedicada, con todo mi cariño y buenos deseos a María Orejana Salinas y Rafael Gómez Cáceres, que quizá recordéis por haber tocado mi obra “Apostilla”. Cada vez hago más sencillas las nanas, o eso creo. En este caso, es una especie de petición de disculpas a María, por lo mucho que la hice leer con aquella obra. Mis mejores deseos para vuestro hijo.