Smoke on the water: an invention. La partitura (the sheet music)

Captura de pantalla 2013-11-25 a la(s) 19.15.27Como nunca me acuerdo de nada, entre las muchas cosas que se me habían olvidado y tenía pendientes estaba subir la partitura de mi “Smoke on the water: an invention”, que prometí hace ya tiempo.

Sobre ella escribí en su momento: “Un pequeño contrapunto a dos partes (que no dos voces) sobre el “riff” de “Smoke on the water”, de Deep Purple, en forma de invención. La invención es una forma musical afín a la fuga. La idea no es más que una broma musical, muy diferente de mi música habitual. La he pensado para piano, aunque estaría encantado de arreglarla para clave, un instrumento mucho más roquero a mis oídos. Espero que la broma os divierta.”

Para los que me conozcan, no será una sorpresa que concibo también esta obra como ayuda pedagógica para mis alumnos. De algo habrá de servirles, en su momento. Tal y como está ahora estructurado “Fundamentos de Composición”, en sexto. Aunque es siempre tentadora la idea de anticipar en quinto ciertos materiales y que fuera la consecuencia natural de las invenciones que ven ahora mismo.

 

Descargad la partitura haciendo click aquí

 

Aquí tenéis el vídeo:

 

Quizá merezca la pena recordados que dispongo de otras cuantas invenciones, todas con finalidad pedagógico/humorística.

Simpsonatina CON partitura

Homer_J__Simpson_playing_piano_by_TheAnonymousPoetistCon el despiste que me caracteriza, y que sólo aquellos que me conocen bien  pueden creer, he olvidado durante un tiempo increible subir, para quién así lo quiera, la partitura de la “simpsonatina”. Esto es, para los interesados, lo que en su momento escribí sobre ella. Debajo del todo podréis ver el video.

Para descargar la partitura, haz click aquí

Dentro del concepto de falsificaciones, merecen un apartado especial aquellas destinadas a una finalidad pedagógica. Os ofrezco mi Simpsonatina, cuya finalidad es la ayudar a mis alumnos a entender cómo funciona una sonata. Por lo mismo, he evitado esta vez poner rótulos indicando “introducción”, “exposición”, “primer tema”… Prefiero, ya que se lo he puesto fácil, que empleen el oído. No descarto, sin embargo, si alguien lo cree oportuno para públicos de no estudiantes, añadir esas informaciones.
El estilo es lo que yo califico de “bastardo”. Como no encuentro de ninguna utilidad práctica una fidelidad absoluta a la auténtica escritura instrumental de cada época, empleo un lenguaje clásico, pero un pianismo más bien romántico. ¡Bastante complicado es ya que aprendan a escribir para piano sin entrar en tales sutilezas!
La sonata en cuanto a tal, es clara. Los temas podrían ser mejorados, pero sólo a riesgo de perder reconocibilidad, de forma que he preferido seguir siendo pedagógico. La obra reúne numerosas, excepciones y texturas que suelen ser motivo de preguntas en el aula. Como esto no es una clase, os ahorro explicaciones detalladas.
Un último comentario: ésta es una de las rarísimas ocasiones en que me da por imitar el lenguaje tonal sin buscar un especial carácter contrapuntístico.

Ensalada de Villancicos y ¿acertijo?

No puedo casi ni creérmelo. Por fin he acabado de arreglar villancicos. Aquí tenéis, creo, el último. Una variante “light” del quodlibet que hice como felicitación navideña el año pasado. He aligerado bastante el contrapunto y lo he hecho bastante más largo. Se trata de que María, mi esposa, ha creado una empresa de gestión musical (musicAy) y lleva dos Escuelas Municipales de Música. El que esté arreglando tanto villancico es para los conciertos de los alumnos. Eso explica también la, a veces peregrina, elección de timbres. Para piezas de alguna complejidad vamos a usar acompañamientos MIDI, para ganar en sonoridad sin hacerlo más difícil a los muchachos, y necesitamos claridad de sonido por encima de elecciones a mi gusto. Igualmente debo tener en cuenta qué instrumentos tocarán ellos: guitarras, violines y todo tipo de teclados electrónicos.

Por mi gusto se hubiera seguido llamando quodlibet. Pero sería un latinajo que, probablemente, causaría cierta repulsa a los más jóvenes. “Ensalada” es un término musical de amplia raigambre castellana y es también aplicable, y quizá más descriptivo.

Y una adivinanza: ¿cuántos y cuáles son los villancicos que reconocéis? No se qué premio podría dar al primero en averiguarlo. ¿La elección del tema de un post. quizá? Admito propuestas razonables.

Invención a la española



Hay veces que ser profesor de lo mío entraña unas extrañas dudas, quizá no muy fáciles de comunicar. Por ejemplo: estando obligado (moralmente, puesto que pueden examinar a mis alumnos de ello, y casi legalmente) a explicar las invenciones en clase, ¿qué sentido tiene hacerlas fuera de lo bachiano? Encontraría sentido a una invención contemporánea. No se lo encuentro a una invención en jazz (la imitación de estilos debería imitar estilos existentes, y, ciertamente, la articulación formal de la invención no es jazzística), rock, merengue… Si hay que hacer invenciones tonales, deberían ser bachianas.
Y, sin embargo, hay alumnos que carecen de afinidad por Bach.
En esas condiciones, y, seguramente con tan poca razón como con cualquier otro estilo, inventé una vez un trasmundo en que Mateo Flecha y, sobre todo, Mateo Albéniz, eran parte de los ancestros de la invención. Estas cosas te encuentras cuando vas limpiando tu ordenador. El día que suba todas las invenciones “exóticas” que hay en él, tenéis para rato.
No es completamente improbable que alguien tenga curiosidad por la partitura: aquí está.