Estreno de “Nanas de la viola”. IX Ciclo de músicas de los siglos XX y XXI del Conservatorio Tahonas Viejas

 

 En su momento os presenté la versión electrónica de esta nana. Ayer, en el marco del “IX ciclo de músicas de los siglos XX y XXI del Conservatorio Tahonas Viejas”, el padre de la preciosa dedicataria, a la viola; ver más

Nanas del historiador

Otra nanita más. Ésta es para Javier Guijarro. No me lo ha puesto fácil: quería que fuera para piano, no muy difícil (timidez, seguro) y que tuviera en cuenta que no es exactamente un apasionado de la música contemporánea. Yo quería que tuviera algo que ver con él. Se me ocurre que un juego divertido sería identificar técnicas, autores y periodos históricos “fusilados” en la obra. ¿Os animáis? Yo creo que si el padre se la toca, para cuando la criatura aprenda solfeo ya sabe casi toda la historia de la música.

 

Por si os animáis al juego, adjunto la partitura.

Nanas del saxo y el piano

Creo que acabaré creando una categoría llamada “nanas” dentro del blog. Esta vez va dedicada, con todo mi cariño y buenos deseos a María Orejana Salinas y Rafael Gómez Cáceres, que quizá recordéis por haber tocado mi obra “Apostilla”. Cada vez hago más sencillas las nanas, o eso creo. En este caso, es una especie de petición de disculpas a María, por lo mucho que la hice leer con aquella obra. Mis mejores deseos para vuestro hijo.

Nanas del clarinete

Carmen Domínguez, una espléndida clarinetista del Reino de las Tahonas Viejas, acaba de tener un niño. Ya sabéis que tengo un vicio involuntario con las nanas, así que allá va.

En este caso concreto, no me extrañaría que Carmen se enfadara conmigo: se me ha ido, como suele, el santo al cielo, y me olvidé del asunto hasta hoy mismo. Mil millones de perdones.

En lo que se enfada o no, os cuento: he hecho una melodía sumamente ornamentada, un arabesco, porque me parece que es uno de los tipos de composición en que más se luce el clarinete. El aire, vagamente español, vagamente raveliano, se debe más bien a una mezcla de la sencillez estilística que creo adecuada para este tipo de obra y a una sobreabundancia de músicas de este tipo que me toca oír últimamente por los pasillos tahónicos.

Bienvenido al mundo, Guillermo.

Dúplice, con el dúo +Que2




El día 13 de mayo se estreno en el Conservatorio Profesional de Música de Salamanca “Tahonas Viejas” mi concertante para dos guitarras “Dúplice”, del que he escrito unos cuantas veces.
Arriba tenéis vídeos del estreno, del bis, que fue mi “Berceuse para Jimena”, dedicada a la hija de Orlando, uno de los guitarristas, y de mí mismo explicando la obra, un poco a traición.
Bien dice Fernando Colás que las cosas siempre se pueden mejorar, pero que hay que defender lo hecho.
En breve, el mismo dúo estrenará la obra en versión para dos guitarras solas en Panamá. Ya nos contarán.

Berceuse para Marimba



Aquí os presento otra de mis piezas “huérfanas”. En este caso, no me extraña su orfandad. Una nana no debería —creo yo— ser nunca muy espectacular o lucida, con lo que no es una obra atractiva para tocar en concierto. Quizá para algún alumno.
La nana en cuestión está dedicada a Juanjo Guillem. Estaba un día hablando con él y me comentó que le gustaba hacer trémolos en legato usando las dos manos. En ese momento, sonó su móvil informándole de un posible embarazo. Fue, como comprenderéis, casi obligatorio que esa misma tarde escribiera esto.
En cuanto a la película, los sonidos de la marimba me parecen muy desnivelados y agresivos (jamás he visto una buena marimba sintetizada) Si se tocará con una marimba real, la mejora sería espectacular.
Por si acaso, aquí tenéis la partitura.

La vida viene y va

En estos días, ando de acompañante en hospitales. Mucha gente querida está a punto de irse, y la tristeza flota sobre todos nosotros. Pero no lloraremos hasta que nos toque llorar.
Quiero, en cambio, compartir con vosotros un momento más alegre. Nuestra amiga Cuqui acaba de traer al mundo a Alejandro. Habíamos convenido que cuando llegara ese momento, se encontraría con una nana escrita por mi e interpretada por M. Como el chaval, quizá con gana de oír la nana, se adelantó algunas semanas a lo previsto, tuvimos que hacer la grabación con tremendas prisas y no he podido reducirle ruidos, ni hemos podido lograr las versiones perfectas. Ya habrá ocasión. Entretanto, por si os divierte, aquí tenéis lo que se ha podido hacer.

  1. Presentación
  2. Nana segoviana
  3. Nana segoviana a la manera del este
  4. Nana segoviana a la manera del coral barroco
  5. Nana segoviana a la manera española
  6. Nana segoviana a la manera romántica