Imprimir esta Página

Perfil de John Cage

John Cage (1912-1992)

cage_j_02.jpg >Compositor norteamericano de enorme influencia en nuestro siglo. Es preciso destacar el influjo recibido del budismo Zen. Sus obras, sobre todo las últimas, llevan a consecuencias enormes la idea de aleatoriedad, indeterminación y metamúsica. Su manejo de la aleatoriedad es durante su vida crecientemente invasivo. Figura de culto para unos, caso extremo para otros, de lo que no cabe duda es de su tremenda sinceridad y enorme impacto sobre los compositores actuales. Ciertas corrientes lo toman como excusa para crear una innecesaria oposición entre las (hipotéticas) corrientes europea y norteamericana, división que se basaría en el aprecio (según estas corrientes, anacrónico) de los europeos por la forma musical gobernada por el compositor, tendencia que encontraría su máximo exponente en Boulez (del que Cage, por cierto, fue amigo personal).

 

Citas

Koan creado por Cage: “Una hermosa mujer
que despierta el deseo de los hombres
asusta a los peces
al caer al lago”

 

“Satie es el primer autor que se liberó de Beethoven, que consiguió separar la dimensión temporal de la estructura armónica.”

 

“Lo que busco es una música donde los sonidos sean tan sólo sonidos, independientes de la literatura y cualquier otro elemento teatral.”

 

“La dificultad que nos presenta el lenguaje es que separa a la gente. No une a la gente sino que la separa. Cada uno tiene su lenguaje particular, por lo que se separa de los demás. Deberíamos, pues, aprender maneras de pensar distintas, otras formas de comunicación, si queremos hacerlo de veras. Por lo tanto, no me interesa ya producir lo que sea y darle un sentido lingüístico. Nadie entiende nunca lo que otro le está diciendo.”

 

“… lo mejor es «trabajar como si escribiéramos en el agua» (paráfrasis del epitafio en la tumba de Keats: «Aquí yace uno cuyo nombre estaba escrito en el agua», E. B.). Cuando se trabaja en el agua no queda nada. Así que podemos emplear cualquier técnica o género de ejecución musical porque el agua lo absorbe todo. Es una idea maravillosa.”

 

“… para la danza el movimiento es necesario. En la música, en cambio, es sustituido por el silencio, con lo que la música se convierte en el lado oscuro del silencio.”

 

Arengando a una orquesta durante los ensayos de Atlas Eclipticalis:
“Daos cuenta de que en vuestras propias vidas, de vuestros ensayos como músicos, lo más difícil es cuando parece que no hay nada que hacer. Si en esos momentos en los que no hay nada que hacer, puedes concentrar tu atención y mantener tu curiosidad despierta, habrás enriquecido tu vida mucho más que haciendo lo contrario. Por lo tanto, cuando no tengáis nada que hacer, en vez de sentir el impulso de reírse de algo, distraer a alguien, usad vuestras facultades, usad vuestros sentidos para oír, por ejemplo, qué está ocurriendo; y, si estáis cansados de oír, usad vuestros ojos para ver qué ocurre. Pero no tratéis, como lo hacen vuestras naciones, de romper la baraja.”

“No tengo nada que decir
y estoy diciéndolo
y eso es poesía
como necesitaba.”

 

“No hace aún cuarenta años, en Harvard, entré en una cámara anecoica (completamente sin sonido), sin esperármelo oí dos sonidos: uno agudo, mi sistema nervioso en funcionamiento, y uno grave, mi circulación sanguínea. La razón por la que no esperaba oírlos es que se pusieron en marcha sin ninguna intervención por mi parte. Esa experiencia dio dirección a mi vida, la exploración de lo no intencionado. Nadie más estaba haciéndolo, así que yo lo haría por nosotros. No supe inmediatamente lo que estaba haciendo, ni, después de todos estos años, he descubierto demasiado. Compongo música. Sí, pero ¿cómo? He dejado de hacer elecciones. En su lugar, planteo preguntas. La respuesta viene del mecanismo, no de la sabiduría del I Ching, el libro más antiguo: lanzas tres monedas para que den números del 1 al 64.”

 

“Desde luego, no tenía sentido de la armonía, y Schönberg pensaba que eso me haría imposible escribir música. Dijo: «llegarás a una pared que no podrás atravesar». Así que le dije: «daré cabezazos a esa pared».”

 

“Si algo es aburrido tras dos minutos, inténtalo durante cuatro. Si aún es aburrido, ocho. Luego dieciséis. Luego treinta y dos. Con el tiempo, uno descubre que no es nada aburrido.”

 

“Lo primero que me pregunto cuando algo me parece feo es por qué me parece feo. Muy pronto descubres que no hay razón.”

 

“¿Qué es más musical: un camión pasando por una fábrica o un camión pasando por una escuela de música?”

 

“¿Cuál es el propósito de escribir música? Uno no trabaja con propósitos, sino con sonidos. O la respuesta debe ser paradójica: un propósito sin propósitos, o un juego sin propósito. Este juego, sin embargo, es una afirmación de la vida -no un intento de extraer orden del caos ni de sugerir mejoras en la creación, sino simplemente una forma de despertarnos a la misma vida que estamos viviendo, que es tan excelente que uno quita de en medio su propia mente y deseos y la deja que funcione a su modo.”

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/enrique-blanco/escritos/perfiles-de-algunos-compositores/perfil-de-john-cage/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>