Ramin Dwajadi y la música de Westworld

yo

Anthony Hopkins en el papel de Robert Ford.

En estas últimas semanas un grupo de amigos virtuales (y que lo serán, seguro, en persona, si se da la circunstancia de que alguna vez compartamos ciudad) me han liado para ver la nueva serie “Westworld”, casi a la vez del estreno de cada capítulo. Las tertulias nocturnas a golpe de teclado, teoría viene, hipótesis va, chiste por aquí, imagen por allá, después de cada episodio han sido toda una delicia intelectual y afectiva, y quiero darles a todos ellos las gracias. También por hacerme ver la serie, de la que sólo diré que es la obra televisiva que me has me ha interesado en mi vida. La recomiendo. Pero no es de eso de lo que quiero hablar.

Me siento de muchas formas insatisfecho con el papel actual de los compositores. Considero que quienes componemos somos parte de la sociedad, y me agradaría que así se nos viera, y como tales se nos empleara. Tengo cada vez menos respeto por la figura del compositor hiperintelectualizado que cree estar haciendo un bien a la sociedad por escribir obras que sólo van a tocarse una vez (nadie reestrena). Y aún menos respeto tengo por el compositor que no sé si llamar ”“populista”, que hace obras “al alcance del público”. La composición, defiendo, existirá mientras exista la humanidad, pues es parte esencial de nuestra condición, como lo es contar historias o como lo es mantener relaciones. Uno escribe, si puede, lo que debe escribir. Si la sociedad aún no lo entiende, quizá sea por esa creciente costumbre social de abaratar lo excelente para que todos seamos más iguales y menos individuales.

La composición debería estar integrada en la vida diaria. Como profesor de conservatorio que soy, procuro atender cualquier propuesta pedagógica de mis compañeros, con obras en que en lugar de expresarme con total libertad (para eso tengo otras obras y posibilidades), venzo, o ayudo, más bien al alumno a vencer, la dificultad técnica que me haya pedido su profesor. De la misma manera que tengo mis propias piezas pedagógicas para mis alumnos. Se llama oficio, y creo que el que lo tenga y no lo use para estas cosas, que otros estiman pueriles o indignas, no está ayudando a que la composición tenga el papel que la sociedad necesita que tenga. Berio quería, no sin razón, que la música fuera un continuo que abarcara, sin hiatos, desde las músicas más sencillas y populares a las más complejas y refinadas.

¿Somos acaso conscientes que la música llamada clásica más escuchada y difundida es la de las bandas sonoras de películas y series televisivas? Igual que la televisión está adaptándose, con éxito, a este invasor bienvenido que es Internet, quizá debamos aportar nosotros otras soluciones que la manida (y por muchos temida) sala de conciertos. Pero no es de esto tampoco de lo que quiero hablar.

Supe conscientemente de la música de Ramin Dwajadi al escuchar la pieza introductoria de “Juego de Tronos”, que luego adapté para explicar con su ayuda el coral bachiano (aquí está el primer artículo de la serie, desde el que se vinculan los otros dos que completan el ciclo). Desde entonces le he seguido con alguna atención, porque su trabajo me parece sorprendentemente vigoroso. Basado en técnicas casi siempre de principios del siglo XX (aunque no deja de haber cosas más recientes), su música es consecuente con la imagen, y, sobre todo característica e individual. Un compositor eficiente. No diré que un gran compositor sin conocer su obra exclusivamente musical, pero ojalá no los hubiera peores.

 

Música para los créditos de inicio de Westworld.

 

Los “showrunners” (qué palabreja horrible) de Westworld han pedido a Ramin para la música de esta serie que además de componer música propia, adapte en ciertos momentos piezas provenientes del mundo del rock (en algún caso también ragtime y hasta Debussy).

 

“Paint it black” de los Rolling Stones, en versión de Dwajadi.

 

A más de un compositor conozco que hubiera rechazado la idea, en algún caso por motivos de “dignidad” y en algún otro, crematísticos. Aunque es evidente que tarde o temprano algún compositor hubiera dicho que sí, me agrada que lo haya hecho Dwajadi, que no tiene ya necesidad de aceptar encargos que le disgusten. Sus adaptaciones han resultado muy competentes, pero tampoco voy a juzgar eso. Lo que me parece bastante admirable es su intento de, digámoslo así, hacerse útil. Que considero que es uno de los caminos que debería adoptar la composición para sobrevivir con presencia en la sociedad.

 

“Exit music (for a film)”, de Radiohead, en versión de Dwajadi.

 

Pero el debate sobre cuáles sean esos caminos no sé podrá abrir mientras sigamos en un mundo compositivo en que las voces dominantes son las de los compositores “flor de invernadero” y las de los que insultan al público mimándole.

En torno al Nobel de Dylan

yoTengo por costumbre no opinar acerca de los temas sobre los que carezco de conocimientos. Dicho esto, no ha dejado de asombrarme la feroz polarización que se ha creado sobre la concesión del premio Nobel de Literatura a Bob Dylan. Confieso que no estoy ni a favor ni en contra. Pero me surgen ciertos pensamientos que, con vuestro permiso, paso a exponer.

  1. Los premios Nobel son el resultado de una manda testamentaria de Alfred Nobel. En ese sentido no son un juicio absoluto sobre ninguna rama del saber, ni deben ser considerados una opinión irrebatible sobre tema alguno.
  2. En esa misma manda, Nobel pide que el premio de literatura se conceda a escritores con un fuerte componente idealista (existe al parecer una ambigüedad en el sueco original entre idealidealista). En esa medida, se está juzgando con cierto componente ideológico. Y, por lo mismo, uno puede estar más de acuerdo o menos con la ideología del premiado. Uno podría desear un juicio puro sobre literatura pura (sea eso lo que fuere), pero no es lo que ocurre con el Nobel.
  3. Se critica la concesión del Nobel a un cantante. Una rápida consulta a la Wikipedia revelará que el autor tiene varios libros escritos. Que, como no he leído, no puedo valorar. Por otro lado me parece espeluznante denostar la poesía de Dylan por ser cantada, o decir que con música el texto pierde dignidad. De acuerdo que los literatos de nuestro país tienden a sordos, pero ignorar las literaturas de transmisión oral es ofensivo para un montón de culturas, incluyendo la nuestra en tiempos antiguos. Si se quiere redefinir la literatura como sólo algo escrito, se puede, y hay, en efecto, definiciones en ese sentido.
  4. Estoy abochornado por la reacción de muchos colegas músicos clásicos, que parecen no haber entendido que el premio es de Literatura y no juzga la calidad musical de Bob Dylan. Y es impresentable proponer grandes músicos que no han escrito una línea en su vida como mejores alternativas.
  5. Se critica que “es más fácil oír que leer”. ¿Estamos ignorando cuántas músicas distintas hay por el mundo? Vuelvo a lo de que muchos literatos de este país son musicalmente sordos.
  6. Jamás se me ha ocurrido cuestionar un premio Nobel de Física, puesto que la ignoro casi por completo. Estoy, sin embargo, seguro de que pueden ser puestos en entredicho por especialistas. Aunque soy gran lector, no me tengo por especialista en literatura. Me aplico pues la misma restricción.
  7. Confieso cierta satisfacción porque la música haya entrado en los Nobel. Aunque sospecho que después de la que se ha armado, los suecos tardarán en volver a tenerla en cuenta.
  8. Los premios Nobel de literatura suelen ser autores totalmente desconocidos por el público. Que en este caso no haya sido así parece haber sido un factor detonante para decir que el premio está mal dado. O sea, que damos por sentado que lo que no conocemos está bien escrito. Es un despropósito.
  9. Yo también tengo una lista de poetas-cantantes que me parecen más merecedores del premio. La pregunta es, ¿han sido propuestos para el mismo?
  10. Me parece esperanzador haber salido de un molde estrecho en la concesión de este premio. Quizá sea el comienzo de un cambio que permita, digamos, premiar a autores de ciencia ficción. Este año, por ejemplo, Ursula K. LeGuin estaba en la lista de candidatos.
  11. No es imprescindible opinar sobre este o cualquier otro tema con la ferocidad que se ha usado.
  12. La respuesta flota en el viento.

Programación de la asignatura “caminar”

programar

Dedicado con todas mis simpatías a todos mis compañeros enseñantes que están ahora mismo obligados a redactar papeleos burocráticos en un idioma que dudo mucho de que sea español. Compartí este misma idea como gráfico hace un par de años, pero no la subí al blog por precaución. Ahora ya estoy convencido de que los que nos mandan hacer las cosas así no leen.

Programación de la asignatura “Caminar”

 

Introducción

 

De todos es sabido que la ambulación bípeda es quizá el más importante logro cinético que puede lograr el ser humano sin la asistencia de mecanismos, sean estos controlados o no por las modernas TIC (Tecnologías de Información y Comunicación).

El propósito de esta asignatura no se llevaría a cabo con la debida atención a conocimientos laterales si ignorara la importancia de los procesos evolutivos que condujeron desde la aleta de la entidad piscícola que por primera vez abandono los mares hasta nuestros mecanismos perambulantes modernos. Por expresarlo en forma coloquial, del mismo modo que la ontogénesis recicla la filogénesis, debemos crear en el alumno la inquietud vital de comprender la forma en que sus extremidades vagan, y de qué otras formas pudieran haberlo hecho, siempre dentro de una reflexión diacrónica al decurso histórico. Como es obvio, dentro de la atención a la diversidad de otros ser@s human@s que pudieran haber optado, por ejemplo, por un estilo de locomoción basado en las man@s y no en los pi@s. Sólo así el alumno estará preparado para afrontar los retos que el futuro traiga con la posible invención de formas más modernas de desplazamiento.

 

Objetivos

 

  • Hacer consciente al alumno de los diversos sistemas locomotores de las especies conocidas y las imaginables.
  • Conocer la historia evolutiva del sistema de desplazamiento del ser humano.
  • Entender la fisiología de las extremidades inferiores humanas, y sus diferencias básicas con las de los reinos monera, protista, vegetal y animal. En este último caso, con especial atención a ungulados y primates.
  • Integrar al alumno en la conciencia social del fenómeno.

 

Contenidos

 

Primer trimestre

  • La pierna izquierda. Ubicación.
  • Flexión de las diversas articulaciones de la pierna izquierda.
  • Mantenimiento del equilibrio con la pierna izquierda levantada.
  • Caídas controladas con la pierna izquierda levantada, para equilibrarse cuando esta toque el suelo.
  • Historia de la pierna izquierda.

 

Segundo trimestre

  • La pierna derecha. Ubicación.
  • Flexión de las diversas articulaciones de la pierna derecha.
  • Mantenimiento del equilibrio con la pierna derecha levantada.
  • Caídas controladas con la pierna derecha levantada, para equilibrarse cuando esta toque el suelo.
  • Historia de la pierna derecha.

 

Tercer trimestre

  • Integración y repaso de los dos trimestres anteriores.
  • Distintos intentos de coordinar las dos piernas. Ventajas e inconvenientes de intentar caminar con las dos piernas a la vez o de forma alternativa. Primeros auxilios elementales en caso de elegir la forma inapropiada.

 

Metodología

 

  • Atención a las necesidades especiales de cada alumno.
  • Ejercicios de práctica.
  • Puesta en común de las opiniones del alumnado sobre diversas películas en que seres humanos, animales y alienígenas caminen.

 

Evaluación

 

Podrá optarse entre una demostración de que el alumno camine:

  1. Sobre el suelo.
  2. En entornos sin gravedad, o, por el contrario, con una gravedad notablemente más alta que la terrestre.
  3. Sobre una cuerda floja encima de una catarata u otro accidente geográfico notable del entorno.
  4. Con las manos sobre un suelo irregular.
  5. Una combinación de todo lo anterior.

 

379 modos

Como alguno de vosotros quizá sepa, ando escribiendo un manual sobre cómo componer con modos. Gracias a Carmen Granero Eguía, conocí esta interesante página, con un listado con 2370 modos, con divisiones de la octava de cinco a quince partes (la página es de un software que permite hacer esas divisiones). He separado los 378 modos compatibles con la escala cromática y los he pasado a una notación un poco más legible que la que usan ellos. He mantenido las nomenclaturas en inglés, dado que la estandarización de la nomenclatura en castellano es inexistente, como discutimos en el grupo “Armónicos anónimos” (no es que seamos adictos queriendo curarnos, sino que nos hace gracia el nombre), grupo a cuyos componentes agradezco todo su apoyo, esfuerzo e interesantes debates. Iré actualizando y mejorando el formato.

Abajo queda una lista de todos los modos. No tiene sentido hacer público este material si luego Google no va a poder encontrarlo.

No puedo garantizar la precisión de los modos en la página de Scala, y es posible que haya introducido algún error.

Vietnamese ditonic

Honchoshi: Japan

Niagari: Japan

Warao ditonic: South America

Vietnamese tritonic

Ute tritonic, Peruvian tritonic 2

Raga Malasri, Peruvian tritonic 1

Raga Bilwadala

Raga Sarvasri, Warao tritonic: South America

Sansagari: Japan

Raga Ongkari

Messiaen truncated mode 5

Messiaen truncated mode 5 inverse

Messiaen truncated mode 6

Messiaen truncated mode 6 inverse

Raga Lavangi, Gowleeswari

Warao tetratonic: South America

Eskimo tetratonic (Alaska: Bethel)

Vietnamese tetratonic

Genus primum

Raga Haripriya

Raga Bhavani

Raga Sumukam

Raga Nigamagamini

Raga Mahathi, Antara Kaishiaki

Bi Yu: China

Genus primum inverse

Han-kumoi: Japan, Raga Shobhavari, Sutradhari

Hira-joshi, Kata-kumoi, Yona Nuki Minor: Japan, Aeolian Pentatonic

Hon-kumoi-joshi, Sakura, Akebono II: Japan, Olympos Enharmonic, Raga Salanganata, Saveri, Gunakri (Gunakali), Latantapriya, Ambassel: Ethiopia

Kokin-joshi, Miyakobushi, Han-Iwato, In Sen: Japan, Raga Vibhavari (Revati), Bairagi, Lasaki

Iwato: Japan

Ritusen, Ritsu (Gagaku): Japan, Zhi, Zheng: China, Ujo, P’yongjo: Korea, Bac: Vietnam, Lai Soutsanaen, Lai Po Sai, Lai Soi: Laos, Raga Devakriya, Durga, Suddha Saveri, Arabhi, Scottish Pentatonic, Blues Major, Major complement

Major Pentatonic, Ryosen, Yona Nuki Major: Japan, Man Jue, Gong: China, Raga Bhopali (Bhup), Mohanam, Deskar, Bilahari, Kokila, Jait Kalyan, Peruvian Pentatonic 1, Ghana Pentatonic 2, Tezeta Major (Tizita): Ethiopia

Suspended Pentatonic, Raga Madhyamavati, Madhmat Sarang, Megh, Egyptian, Shang, Rui Bin, Jin Yu, Qing Yu: China, Yo: Japan, Ngu Cung Dao: Vietnam

Chaio: China

Kung: China

Altered Pentatonic, Raga Manaranjani II

Raga Abhogi

Raga Amritavarshini, Malashri, Shilangi, Lydian Pentatonic

Raga Audav Tukhari

Raga Bhinna Shadja, Kaushikdhvani, Hindolita

Balinese Pelog, Madenda Modern, Phrygian Pentatonic, Raga Bhupalam, Bhupala Todi, Bibhas, Tezeta Minor: Ethiopia

Raga Bhupeshwari, Janasammodini

Raga Budhamanohari

Raga Chandrakauns (modern), Marga Hindola, Rajeshwari

Raga Chandrakauns (Kafi), Surya, Varamu

Raga Chandrakauns (Kiravani)

Raga Chhaya Todi, Locrian Pentatonic 1

Raga Chitthakarshini

Raga Desh, Tcherepnin Major Pentatonic, Nam xuan: Vietnam

Raga Deshgaur

Raga Devaranjani (Devaranji)

Minor Pentatonic, Raga Dhani (Suddha Dhanyasi), Abheri, Udhayaravi Chandrika, Qing Shang, Gu Xian, Jia Zhong, Yu: China, P’yongjo-kyemyonjo: Korea, Minyo: Japan, Lai Yai, Lai Noi: Laos, Nam, Northern Sa mac: Vietnam, Peruvian Pentatonic 2, Blues Pentatonic, Bati: Ethiopia

Raga Dhavalashri

Raga Gambhiranata, Ionian Pentatonic, Ryukyu: Japan, Pelog Degung Modern, Vong co: Vietnam

Raga Gauri

Bacovia: Romania, Raga Girija

Raga Guhamanohari

Raga Hamsadhvani (Hansadhvani)

Raga Harikauns, Chin: China

Raga Hindol (Sunada Vinodini), Sanjh ka Hindol

Raga Jayakauns

Raga Khamaji Durga

Raga Kokil Pancham

Raga Kshanika

Raga Kumarapriya

Raga Kumurdaki (Kumudki)

Raga Kuntvarali (Kuntalavarali)

Raga Malkauns (Malakosh), Raga Hindola, Blues Minor, Man Gong, Quan Ming, Yi Ze, Jiao: China

Raga Mamata

Raga Manaranjani I

Raga Matha Kokila (Matkokil)

Raga Megharanjani, Syrian Pentatonic

Raga Megharanji

Raga Mohanangi

Raga Multani

Raga Nabhomani

Raga Nagasvaravali, Raga Mand

Raga Nata, Udayaravicandrika, Madhuranjani

Raga Neroshta

Raga Priyadharshini

Raga Purnalalita, Chad Gadyo: Jewish, Ghana Pentatonic 1, Nando-kyemyonjo: Korea

Raga Puruhutika, Purvaholika

Raga Putrika

Raga Rasika Ranjani, Vibhas (Marva), Scriabin

Raga Rasranjani

Raga Reva, Revagupti, Ramkali, Vibhas (Bhairava)

Raga Rukmangi

Raga Samudhra Priya, Madhukauns (pentatonic)

Raga Saugandhini, Yashranjani

Dorian Pentatonic, Raga Sivaranjini (Shivranjani), Akebono I: Japan

Raga Shailaja, Varini

Raga Shri Kalyan

Raga Shubravarni

Raga Vaijayanti, Hamsanada

Raga Valaji

Raga Zilaf

Dominant Pentatonic

Mixolydian Pentatonic, Nam ai, Oan: Vietnam, Raga Savethri

Locrian Pentatonic 2

Minor added sixth Pentatonic, Kyemyonjo: Korea

Whole-tone, Messiaen mode 1, Raga Gopriya, Anhemitonic Hexatonic

Mixolydian Hexatonic, P’yongjo: Korea, Yosen: Japan, Raga Darbar, Narayani, Suposhini, Andolika, Gorakh Kalyan

Prometheus (Scriabin), Mystic, Raga Barbara

Prometheus Neapolitan

Blues scale I, Raga Nileshwari

Ritsu: Japan, Raga Suddha Todi

Arezzo Major Diatonic Hexachord, Raga Kambhoji, Devarangini, Sama (Syama), Scottish Hexatonic

Minor Hexatonic, Raga Manirangu, Nayaki, Palasi, Pushpalithika (Puspalatika), Suha Sughrai, Yo: Japan, Eskimo Hexatonic 1 (Alaska: King Island)

Eskimo Hexatonic 2 (Alaska: Point Hope)

Hawaiian

Pyramid Hexatonic

Istrian: Croatia

Double-Phrygian Hexatonic

Raga Amarasenapriya

Raga Bagesri, Sriranjani, Kapijingla, Jayamanohari

Raga Bauli

Raga Bhanumanjari, Jog

Raga Bhavani

Raga Bhinna Pancama

Raga Caturangini, Ratnakanthi

Raga Chandrajyoti

Raga Dhavalangam

Raga Dipak

Raga Gandharavam

Raga Gaula

Raga Ghantana, Kaushiranjani (Kaishikiranjani)

Raga Gopikavasantam, Desya Todi, Jayantasri, Phrygian Hexatonic

Raga Gurjari Todi

Raga Hamsanandi, Marva, Pancama, Puriya, Sohni

Raga Hamsa Vinodini

Raga Hari Nata, Genus secundum

Raga Hejjajji

Raga Jaganmohanam

Raga Jivantika

Raga Jivantini, Gaurikriya

Raga Jyoti

Raga Kalagada (Kalgada)

Raga Kalakanthi

Raga Kalavati, Ragamalini

Raga Kamalamanohari

Raga Kashyapi

Raga Khamas, Desya Khamas, Bahudari

Raga Kumud, Sankara (Shankara), Prabhati, Lydian Hexatonic

Raga Lalita, Sohini, Hamsanandi, Lalit Bhairav

Raga Latika

Raga Madhukauns (hexatonic)

Raga Malarani, Hamsanada

Raga Malayamarutam

Raga Manavi

Raga Mandari, Gamakakriya, Hamsanarayani

Raga Manohari, Malavasri

Raga Mruganandana

Raga Nagagandhari

Raga Nalinakanti, Kedaram, Vilasini

Raga Navamanohari

Raga Neelangi

Raga Nishadi

Raga Padi

Raga Paraju (Paraz, Pharas), Ramamanohari, Sindhu Ramakriya, Kamalamanohari

Raga Phenadyuti, Insen, Honchoshi, Niagari: Japan

Honchoshi plagal form: Japan

Raga Purna Pancama, Malahari, Geyahejjajji, Kannadabangala

Raga Rageshri (Rageshwari), Nattaikurinji (Natakuranji)

Raga Ranjani, Rangini

Raga Rasamanjari

Raga Rasavali

Raga Rudra Pancama

Raga Salagavarali

Raga Brindabani Sarang, Megh (Megh Malhar)

Raga Sarasanana

Raga Sarasvati

Raga Saravati (Sharavati)

Raga Simharava (Sinharavam), Gopikatilaka

Raga Sindhura Kafi

Raga Siva Kambhoji, Vivardhini, Andhali

Raga Suddha Bangala, Gauri Velavali

Raga Suddha Mukhari

Raga Suddha Simantini

Raga Syamalam

Raga Takka

Raga Tilang, Savitri, Brindabani Tilang

Raga Trimurti

Raga Vasanta, Chayavati

Raga Vasantabhairavi

Raga Vijayanagari

Raga Vijayasri

Raga Vijayavasanta

Raga Viyogavarali

Raga Vutari

Raga Yamuna Kalyani, Kalyani Keseri, Airavati, Ancient Chinese

Messiaen mode 5, Two-semitone Tritone scale

Messiaen mode 5 inverse

Messiaen truncated mode 3, Prometheus (Liszt)

Messiaen truncated mode 3 inverse, Major Augmented, Genus tertium, Raga Devamani

Messiaen truncated mode 2

Messiaen truncated mode 2, Raga Indupriya, Tritone scale

equal temperaments 3 and DO/ MIxed

Superlocrian Hexamirror

Takemitsu Tree Line mode 1

Takemitsu Tree Line mode 2

G.Mixolydian, G.Hyperdorian, M.Hypophrygian, M.Locrian, G.M.Hyperaeolian, Rut biscale descending, Pien chih: China, Makam Lami, Yishtabach: Jewish

G.Lydian, M.Ionian, M.Hypolydian, Major, Bilaval That, Mela Shankarabharanam, Raga Atana, Ghana Heptatonic, Peruvian Major, 4th plagal Byzantine, Ararai: Ethiopia, Makam Cargah, Ajam Ashiran, Dastgah-e Mahur, Dastgah-e Rast Panjgah, Xin: China, DS2

G.Phrygian, M.Dorian, M.Hypomixolydian, Kafi That, Mela Kharaharapriya, Raga Bageshri, Bhimpalasi, Nayaki Kanada, Sriraga, Ritigaula, Huseni, Kanara, Mischung 5, Gregorian nr.8, Eskimo Heptatonic, Yu: China, Hyojo, Oshikicho, Banshikicho: Japan, Nam: Vietnam

G.Dorian, M.Phrygian, G.M.Hypoaeolian, Bhairavi That, Mela Hanumatodi, Raga Asavari (Asaveri), Bilashkhani Todi, Ghanta, Makam Kurd, Gregorian nr.3, In, Zokuso: Japan, Ousak: Greece, Major inverse

G.Hypolydian, M.Lydian, G.M.Hypolocrian, Rut biscale ascending, Kalyan That (Yaman), Mela Mecakalyani, Raga Shuddh Kalyan, Ping, Kung, Gu: China

G.Hypophrygian, G.Ionian (Iastian), M.Mixolydian, G.M.Hypoionian, Khamaj That, Mela Harikambhoji, Raga Harini, Janjhuti, Khambhavati, Surati, Balahamsa, Devamanohari, Mischung 3, Gregorian nr.7, Enharmonic Byzantine Liturgical, Ching, Shang: China

G.M.Hypodorian, G.M.Aeolian, G.Hyperphrygian, Natural Minor, Asavari That, Mela Natabhairavi, Raga Jaunpuri, Adana, Darbari, Dhanyasi, Jingla, Gregorian nr.2, Makam Buselik, Nihavend, Peruvian Minor, Se, Chiao: China, Geez, Ezel: Ethiopia, Kiourdi descending: Greece, Cushak: Armenia

Chromatic Mixolydian

Chromatic Lydian, Raga Lalit, Bhankar

Chromatic Phrygian

Chromatic Dorian, Mela Kanakangi, Raga Kanakambari

Chromatic Hypolydian, Purvi That, Mela Kamavardhani, Raga Shri, Pantuvarali, Basant, Kasiramakriya, Suddharamakriya, Puriya Dhanashri, Dhipaka, Pireotikos: Greece

Chromatic Hypophrygian, Blues scale III

Chromatic Hypodorian, Relative Blues scale, Raga Dvigandharabushini

Chromatic Mixolydian inverse

Chromatic Phrygian inverse

Chromatic Hypophrygian inverse

Chromatic Hypodorian inverse

Melodic Minor ascending, Jazz Minor, Minor-Major, Mela Gaurimanohari, Raga Patdip, Velavali, Deshi(2), Mischung 1, Hawaiian

Harmonic Minor, Mischung 4, Pilu That, Mela Kiravani, Raga Kiranavali, Kirvani, Kalyana Vasantha, Deshi(3), Maqam Bayat-e-Esfahan, Sultani Yakah, Zhalibny Minor

Harmonic Minor inverse, Mela Cakravaka, Raga Ahir Bhairav, Bindumalini, Vegavahini, Makam Hicaz, Zanjaran

Harmonic Major, Mela Sarasangi, Raga Haripriya, Simhavahini, Mischung 2, Ethiopian, Tabahaniotikos: Greece

Makam Huzzam, Maqam Saba Zamzam, Phrygian flat 4

Ionian Augmented, Ionian sharp 5

Lydian Augmented, Lydian sharp 5

Locrian natural 6, Maqam Tarznauyn

Major Locrian

Minor Locrian, Half Diminished, Locrian sharp 2, Minor flat 5

Superlocrian, Altered Dominant, Diminished Whole-tone, Locrian flat 4, Pomeroy, Ravel

Locrian nr.2

Ultralocrian, Superlocrian Diminished, Mixolydian sharp 1

Locrian double-flat 7

Nohkan Flute scale: Japan

Sabach (Sambah): Greece

Makam Karcigar, Maqam Nahawand Murassah, Dorian flat 5, Blues Heptatonic, Kiourdi ascending, Kartzihiar: Greece

Blues Heptatonic II

Jeths’ mode

Mela Ratnangi, Raga Phenadyuti

Mela Ganamurti, Raga Ganasamavarali

Mela Vanaspati, Raga Bhanumati

Mela Manavati, Raga Manoranjani

Mela Tanarupi, Raga Tanukirti

Mela Senavati, Raga Senagrani, Malini

Neapolitan Minor, Mela Dhenuka, Raga Bhinnasadjam, Dhunibinnashadjam, Kirvanti, Takka, Maqam Shahnaz Kurdi, Hungarian Gipsy

Neapolitan Major, Lydian Major, Mela Kokilapriya, Raga Kokilaravam

Mela Natakapriya, Jazz Minor inverse, Phrygian-Mixolydian, Dorian flat 2, Raga Natabharanam, Ahiri Todi

Mela Rupavati

Raga Lalita, Persian, Chromatic Hypolydian inverse, Raga Suddha Pancama

Mela Gayakapriya, Raga Kalakanti, Gipsy Hexatonic

Phrygian Dominant, Phrygian Major, Mela Vakulabharanam, Raga Jogiya, Ahiri, Vativasantabhairavi, Zilof, Ahava Rabba, Freygish: Jewish, Maqam Hijaz-Nahawand, Humayun, Spanish Gipsy, Dorico Flamenco: Spain, Hitzaz: Greece, Harmonic Major inverse

Major Gipsy, Double Harmonic Major, Bhairav That, Mela Mayamalavagaula, Raga Paraj, Kalingada, Gaulipantu, Lalitapancamam, Chromatic 2nd Byzantine Liturgical, Hitzazkiar: Greece, Maqam Zengule, Hijaz Kar, Suzidil

Mela Suryakanta, Bhairubahar That, Raga Supradhipam, Sowrashtram, Jaganmohini, Major-Melodic Phrygian, Hungarian Gipsy inverse

Mela Hatakambari, Raga Jeyasuddhamalavi

Modified Blues

Mela Jhankaradhvani, Raga Jhankara Bhramavi

Mela Varunapriya, Viravasantham

Mela Mararanjani, Raga Keseri, Major Bebop Heptatonic

Major-Minor, Melodic Major, Mischung 6, Mixolydian flat 6, Mela Carukesi, Raga Charukeshi, Tarangini

Mela Naganandini, Raga Nagabharanam, Samanta

Mela Yagapriya, Raga Kalahamsa

Mela Ragavardhani, Raga Cudamani

Mela Gangeyabhusani, Raga Gangatarangini, Segiah: Greece, Gipsy Hexatonic inverse

Mela Vagadhisvari, Raga Bhogachayanata, Nandkauns, Ganavaridhi, Chayanata, Bluesy Rock ‘n Roll

Mela Sulini, Raga Sailadesakshi, Raga Trishuli, Houzam: Greece

Mela Calanata, Raga None, Chromatic Dorian inverse

Mela Salaga

Mela Jalarnava

Mela Jhalavarali, Raga Varali, Jinavali

Mela Navanitam, Raga Nabhomani

Mela Pavani, Raga Kumbhini

Mela Raghupriya, Raga Ravikriya, Ghandarva

Mela Gavambodhi, Raga Girvani

Mela Bhavapriya, Raga Bhavani, Kalamurti

Todi That, Mela Shubhapantuvarali, Raga Multani, Gamakasamantam, Harsh Minor, Chromatic Lydian inverse, Maqam Athar Kurd

Mela Sadvidhamargini, Raga Sthavarajam, Tivravahini

Mela Suvarnangi, Raga Sauviram

Mela Divyamani

Mela Dhavalambari, Foulds’ Mantra of Will scale

Mela Namanarayani, Raga Narmada, Pratapa, Harsh Major-Minor

Mela Ramapriya, Raga Ramamanohari, Romanian Major, Petrushka chord

Marva That, Mela Gamanasrama, Raga Partiravam, Puriya, Puriya Kalyan, Purvikalyani, Sohani, Bairari, Harsh-intense Major, Peiraiotikos: Greece

Mela Visvambhari, Raga Vamsavathi

Verdi’s Scala enigmatica ascending

Verdi’s Scala enigmatica descending

Moravian Pistalkova, Hungarian Major inverse

Mela Syamalangi, Raga Shyamalam

Minor Gipsy, Ukrainian Dorian, Mela Sanmukhapriya, Raga Camara, Chinthamani

Double Harmonic Minor, Hungarian Minor, Egyptian Heptatonic, Mela Simhendramadhyama, Raga Madhava Manohari, Maqam Nawa Athar, Hisar, Flamenco Mode, Niavent: Greece

Mela Hemavati, Raga Desisimharavam, Maqam Nakriz, Tunisian, Dorian sharp 4, Misheberekh: Jewish, Souzinak (Peiraiotikos Minor), Nigriz: Greece, Ukrainian Minor, Kaffa, Gnossiennes

Lydian Diminished, Mela Dharmavati, Raga Arunajualita, Dumyaraga, Madhuvanti, Ambika

Mela Nitimati, Raga Nisada, Kaikavasi

Minor Gipsy inverse

Mela Kantamani, Raga Kuntala, Srutiranjani

Lydian Minor, Mela Risabhapriya, Raga Ratipriya

Harmonic Lydian, Mela Latangi, Raga Gitapriya, Hamsalata

Lydian Dominant, Mela Vacaspati, Raga Bhusavati, Bhusavali, Overtone, Lydian-Mixolydian, Bartok

Mela Citrambari, Raga Chaturangini

Raga Rageshri

Raga Sorati, Sur Malhar

Mela Sucaritra, Raga Santanamanjari

Mela Jyotisvarupini, Raga Jotismatti

Mela Dhatuvardhani, Raga Dhauta Pancama, Devarashtra

Hungarian Major, Mela Nasikabhusani, Raga Nasamani

Aeolian Harmonic, Lydian sharp 2, Mela Kosalam, Raga Kusumakaram

Mela Rasikapriya, Raga Rasamanjari, Hamsagiri

Aeolian flat 1

Raga Madhuri

Oriental, Raga Ahira-Lalita, Hungarian Minor inverse, Tsinganikos: Greece

Leading Whole-tone

Leading Whole-tone inverse

Debussy’s Heptatonic

Raga Bhatiyar

Raga Cintamani

Raga Mian Ki Malhar, Bahar, Sindhura

Raga Mukhari, Anandabhairavi, Deshi, Manji, Gregorian nr.1, Dorian/Aeolian mixed

Raga Ramkali (Ramakri)

Raga Saurashtra

Minor Bebop, Dorian Bebop, Raga Zilla, Mixolydian/Dorian mixed

Genus diatonicum, Dominant Bebop, Raga Khamaj, Desh Malhar, Alhaiya Bilaval, Devagandhari, Bihagara, Maqam Shawq Awir, Gregorian nr.6, Major/Mixolydian mixed, Chinese Eight-Tone, Rast: Greece

Major Bebop, Altered Mixolydian

Blues scale II

Algerian, Sabiren

Spanish Phrygian

Espla’s scale, Eight-tone Spanish

Half-diminished Bebop

Neapolitan Major and Minor mixed

Neveseri: Greece

Diminished, Modus conjunctus, Messiaen mode 2 inverse, Whole-Half step scale

Ishikotsucho: Japan, Raga Yaman Kalyan, Chayanat, Bihag, Hamir Kalyani, Kedar, Gaud Sarang, Genus diatonicum veterum correctum, Gregorian nr.5, Kubilai’s Mongol scale, Major/Lydian mixed

Verdi’s Scala enigmatica

Zirafkend: Arabic, Melodic Minor Bebop

Adonai Malakh: Jewish

Magen Abot: Jewish

Maqam Nahawand, Farahfaza, Raga Suha (Suha Kanada), Gregorian nr.4, Utility Minor

Harmonic and Neapolitan Minor mixed

Maqam Hijaz (Hedjaz)

Maqam Shadd’araban

Octatonic, Messiaen mode 2, Dominant Diminished, Diminished Blues, Half-Whole step scale

Messiaen mode 4, Tcherepnin Octatonic mode 3

Messiaen mode 4 inverse, Tcherepnin Octatonic mode 4

Messiaen mode 6

Messiaen mode 6 inverse

Tcherepnin Octatonic mode 1

Tcherepnin Octatonic mode 2

Phrygian/Aeolian mixed

Phrygian/Locrian mixed

Hamel

Van der Horst Octatonic

Prokofiev

Shostakovich

JG Octatonic

Messiaen mode 3, Tcherepnin Nonatonic mode 3

Messiaen mode 3 inverse, Tcherepnin Nonatonic mode 2

Raga Pilu, Full Minor

Raga Malgunji, Ramdasi Malhar, Major/Dorian mixed, Blues Enneatonic

Raga Pahadi

Blues Enneatonic II

Kiourdi: Greece

Taishikicho, Ryo: Japan, Raga Chayanat, Lydian/Mixolydian mixed

Chromatic Bebop

Locrian/Aeolian mixed

Genus chromaticum, Tcherepnin Nonatonic mode 1, Augmented-9

Moorish Phrygian, Phrygian/Double Harmonic Major mixed

Youlan scale: China

Chromatic and Diatonic Dorian mixed

Chromatic and Permuted Diatonic Dorian mixed

Houseini: Greece, Modes of Major Pentatonic mixed

Messiaen mode 7

Messiaen mode 7 inverse

Major/Minor mixed

Minor Pentatonic with leading tones

Maqam Shawq Afza

Raga Sindhi-Bhairavi

Maqam Tarzanuyn

Symmetrical Decatonic

Twelve-tone Chromatic

Rapsodias ínfimas, para piano. Enrique Blanco

Portada

Rapsodias ínfimas, para piano.

Enrique Blanco

Existe gente muy despistada. Luego viene gente que apenas sabe en qué día vive. Luego estoy yo. Hay cosas que sólo pueden pasarme a mi: el año pasado comencé una serie de “tweets”, musicales a los que llamé “Rapsodias ínfimas”. Vinieron algunos líos, me tuve que poner a otras cosas y ha tenido Facebook que recordarme que tenía ya algunas compuestas. La idea de “tweet” o lo “ínfimo”, de las rapsodias se refiere a qué he buscado una expresión breve, pero confío que intensa. Las obras se pueden tocar por separado, pero en caso de interpretar todo el ciclo, el orden que prefiero es el que aquí indico.

Quizá sea oportuno indicar que contemplo estas piezas, así como otros “tweets” que he hecho, tanto para piano como para otros instrumentos, como piezas de transición entre lo que suele tocarse en los conservatorios y obras tan enormes como, por ejemplo, los “Estudios” de Ligeti o “Las veinte contemplaciones sobre el Niño Jesús” de Messiaen. Transicionales en el sentido pedagógico del término. Piezas más breves y abordables.

Os pongo un vídeo MIDI de cada una. Si alguien prefiere escuchar todas seguidas para hacerse una impresión del resultado total, abajo del todo hay un vídeo que las une.

1.— Animula vagula blandula

Sugerida por el poema con que el emperador Adriano se despidió de la vida:

Animula vagula blandula

Hospes comesque corporis

Quae nunc abibis? In Loca

Pallidula rigida nudula

nec ut soles dabis Iocos

que se podría traducir como

Mínima alma mía, tierna y flotante

huésped y compañera de mi cuerpo

descenderás a esos parajes pálidos, rígidos y desnudos,

donde habrás de renunciar a los juegos de antaño.

No hay, sin embargo, ningún espíritu fúnebre en la obra. Simplemente un homenaje a lo que el primer verso sugiere.

2.— La rapsodia despeinada

La palabra “despeinada” alude a la métrica, totalmente flexible y cambiante de la obra. Suerte con ella.

3.— Ground

No hay mucho que añadir al título: una obra sobre un ostinato, que en este caso además es ostinato armónico, como corresponde precisamente al ground.

4.— Reloj insomne

Creo ser muy tolerante con todos los estilos musicales. Sin embargo un cierto tipo de minimalismo, el que emplea de manera casi sistemática modo eolio, un par de cruces de acentuación y poco más, llega a crisparme. Esta es mi respuesta.

5.— El árbol de las lunas

Ni este título ni ninguno de los que os puedan sugerir una imagen busca contar una historia. Sólo despertar la imaginación de intérprete y público.

6.— La rapsodia angélica

Os parecerá contraproducente, pero cuando escribo piezas breves he observado que mi rapidez crece si estoy comunicado con la gente. Probablemente sea por mi “regla de la excepción”, y el despiste provocado por que alguien de vez en cuando me diga algo, la produzca de forma automática.

El caso es que suelo ir subiendo a una de mis redes sociales la imagen de los primeros compases de cada obra, y vídeo MIDI de cada una cuando está terminada. Mi amigo el ilustre físico Ángel M. De Frutos Baraja, que está iniciándose además en el piano, viendo una de estas imágenes se lamentó de que su nivel no daba para tanto. Esta la hice, creo, bastante asequible.

7.— El aullido

De joven pocas cosas me gustaban más que improvisar y componer sobre ostinatos. Luego los dejé (por lo menos en su forma más obvia) por predecibles. Aquí, he vuelto. Creo que la acentuación no va a ser tan predecible, precisamente.

8.— Bordando soledades

Otra obra relacionada con las redes sociales. No recuerdo del todo la conversación, pero charlando con la gran dama del piano Soledad Bordás hicimos en broma una apuesta. Yo le dije que si perdía que tocara algo de Debussy y ella contestó que prefería tocar algo mío. Aquí está. Por cierto que ni recuerdo de qué iba la apuesta ni quién la ganó. Esta pieza la escribí en el periodo en que había olvidado que había comenzado la composición de las “Rapsodias ínfimas”, y ahora me parece oportuno incluirla en la colección.

9.— Figura en las llamas

Breve, pero espero que intensa. Siempre me ha gustado el tipo de textura con que comienza la obra, con todo y que no sea muy habitual del piano. La cita final sería demasiado larga de explicar, pero, una vez más, no hay elementos fúnebres en esta obra.

Espero que disfrutéis de mis rapsodias ínfimas. Y, por cierto, este es el vídeo en que aparecen todas seguidas.

Diccionario de músicos callejeros

Diccionario
Hecho con el máximo cariño y sentido del humor. Yo también he tocado en la calle, como supongo que hemos hecho muchísimos músicos de mi edad. No quiero resistirme a comenzar por añadir tres aportaciones de José Juan Llopis.

QUINTILLO: Grupo de chicos, parecido al QUINTETO, que con mucho interés todavía están en pleno desarrollo, y, consecuentemente, interpretan sus obras como conjunto de arte menor.

INCORDIONISTA: aquel que aprovechándose de la buena voluntad de la audiencia repite incesantemente aquella obra que supuestamente aprendió con un aparato de teclas y botones.

SUPERINCORDIONISTA (campeón mundial del aparato) es aquel que manteniendo las mismas características del anterior, cuando se equivoca, no le da al botón de arriba.

 

Y sin más, comienzo. 101 términos. Algunos no son sólo aplicables a la música callejera.


A

Unknown-1ACEITUNO: miembro de una agrupación vocal e instrumental universitaria tomando un tentempié.

ACOMPAÑACIERTO: el raro caso de un músico callejero que sabe acompañarse bien.

ACOMPAÑAMIENTODOLOQUEPUEDO: manera típica en que se acompañan muchos músicos callejeros.

AGRUESACIÓN: tendencia de muchos biolinistas a tocar cada vez más desafinados.

ARMONICARADURA: señor que toca en la calle aprovechando que el instrumento en cuestión siempre suena más o menos a algo, pero que no tiene idea de como llevar una melodía. Puede acompañarse con una panyvinodereta.

ARPANTA: músico callejero que toca el arpa diatónica y no gana mucho.

ARPOSTA: manera deliberada de tocar el arpa diatónica de muchos músicos callejeros.

ARTERIL: tendencia de los atriles a descomponerse cuando tocas en la calle. Se diga lo que se diga, lo hacen aposta.

ASCORDEONISTA: dícese del que toca muy mal un famoso instrumento de fuelle. Concretamente, el que tengo bajo mi ventana, si atina con la melodía, equivoca la armonía, y viceversa.

ATUNO: miembro de una agrupación vocal e instrumental universitaria que anda perdido cual pez en lo alto de un árbol.


B

Bandurria_PS_Sapelly_01

¡BAH(CH)!: expresión de disgusto frente a cómo interpretan algunos músicos las obras de Johann Sebastian. El caso más típico es el “Aria de la cuerda en sol”.

BANDURRIÁN: mangurrián con bandurria.

BATURCADA: batucada realizada por baturros. Alude también al fenómeno de que, posiblemente, algunos de estos maños han bebido más de lo aconsejable.

BATRUCADA: baturcada acopañada con un hartomático.

BIOLINISTA: intérprete de un conocido instrumento de arco, pero que se sabe, a lo sumo, dos piezas que repite incesantemente. Por las tardes sustituye bajo mi ventana al ascordeonista.

BLUSCA: manera excesivamente dura de tocar blues.


C

43338-charangaCALCELTA: manera demasiado estereotipada de interpretar la llamada música celta.

CANTATARDES: mal cantante que suele ejercer pasada la hora de comer.

CAÑÓN DE PACHELBEL: deseo irrefrenable de emprenderla a cañonazos cuando paseando por las calles te encuentras a no menos de tres grupos masacrando la obra aludida.

¡CHE! RANGA: charanga formada por valencianos.

CHELÍN: instrumento electrónico de cuerda que, reconozcámoslo, por su tamaño es mucho más fácil de sacar a la calle que un violoncello.

CHORRANGA: repertorio escogido por ciertas charangas. Es, afortunadamente, cada vez menos frecuente.

CHURRANGA: charanga cuando va a desayunar.

CIMBALADO: manera de tocar el címbalo de un queesestista excepcional que solía parar frente a la Casa de las Conchas.

CLAQUECÍN: instrumento antiguo de tecla cuando se emplea para acompañar cierto tipo de baile.

CLAVELCÍN: el mismo instrumento cuando el intérprete es especialmente poético.

CONTANTE: cantante callejero cuya técnica y expresión vocal te hacen contar los segundos hasta que calle.

CANTINTO: el músico anterior tras haberse tomado unos vinos.

CANTONTO: el músico anterior si además sale en la television o caja tonta.

CORRO: agrupación vocal callejera cuando cantan demasiado rápido.

CRÁSHICA: tipo de música de gran prestigio, pero tocada por instrumentistas que llevan tanto tiempo tocando en la calle que han perdido el buen sonido, y suena llena de chirridos.

CUARTETRIO: trio de cuerda intentando tocar repertorio de cuarteto. El caso más típico es la “Pequeña serenata nocturna”, de Nozart.

CUENTANTE: cantante callejero que insiste en que sepas su historia.

CUESCA: cueca mal interpretada. No todo el mundo que posee instrumentos andinos sabe qué hacer con ellos.


D

gitanoycabraoriginalcabraconescalera

DESCABRALADO: estilo de interpretación de ciertos músicos callejeros, que llevan un curioso carrito con un generador de electricidad y un órgano electrónico. Frecuentemente les acompaña un rompetista. La cabra ya no, pero se la intuye.


E

UnknownEMBALA: manera velocísima de tocar escalas de algunos improvisadores callejeros. Pero no logran mantenerla.

EINAUDITO: instrumentista que insiste en tocar las obras de cierto pianista italiano.

EXCALA: tiempo que llevan sin practicar escalas algunos improvisadores callejeros.

EXPLIFICADOR: amplificador de músico callejero que funciona mal. Es su estado natural.


F

UnknownFAGOR: cierto instrumento de viento-madera cuando hace más ruido que un frigorífico.

FANDONEÓN: el partidario de los buenos intérpretes de cierto instrumento argentino.

FLANSINATRA: sensación producida por un ascordeonista cuando toca “My way”.

FLAUTANTES: gente que lleva tiempo sin practicar su instrumento de viento-madera.

(FL)AUTISTA: intérprete callejero de un instrumento de viento-madera que no se fija en absoluto en su público.

FLAUTOSTÓN: intérprete callejero que usa la flauta de pico del colegio para tocar notas al azar, a ver si le dan algo.

FLASCO: sensación producida por una flash-mob musical mal preparada.

FLASMOR: sensación producida por una flash-mob musical si está bien lograda.

FOLKLORO: manera aséptica de interpretar música popular de algunos músicos callejeros.


G

gaitaGARTERO: intérprete callejero de gaita que la toca a traición.

GUITARRASGA: mal guitarrista callejero.

GUITARTISTA: no son comunes, pero a veces uno encuentra en la calle excepcionales intérpretes de instrumentos de cuerda pulsada.


H

HARTOMÁTICO: el tipo de acompañamiento MIDI que llevan pregrabado muchos músicos callejeros.


I

Castanuelas

 

IDIOTÓFONO: combinación de determinados instrumentos de percusión en un lado y un idiota en el otro.

INCIERTO: duda sobre si determinado concierto vivaldiano oído en la calle es de verdad el que uno cree. Suele ser causada por una afinación excesivamente personal.

INSISTRUMENTISTA: músico callejero muy pesado.


J

dc40feb3a5

JARAPO: joropo mal interpretado. No todo el mundo que posee instrumentos andinos sabe qué hacer con ellos.

JUGO DE TRONOS: sacar mucho partido a diversos arreglos de cierta sintonía televisiva.


K

kalimba

KELINDA: una buena interpretación callejera con la kalimba.


L

Wall Art - JazzTrio

LAS HOJAS ZOMBIE: título que, en justicia, habría que poner a la interpretación que hacen muchos músicos callejeros de “Las hojas muertas”. En general con la ayuda de un hartomático.

LLASTIMOSA: forma de entender el jazz de algunos músicos callejeros.


M

mandolina

MANDOALIENA: interpretación a la mandolina de música italiana por alguien que no la conoce bien.

MARIMARIMBA: instrumentista femenina con cierto instrumento de láminas.

MORIMBA: sensación mortecina ante la languidez de algunos instrumentistas de láminas.


N

caricatura-mozart

NOZART: manera de tocar las obras de Wolfgang Amadeus de algunos músicos callejeros.


O

resize

 

¡OH! BOE: estrañeza de encontrar a un intérprete de cierto instrumento de viento-madera tocando en la calle.

ORGALLINERO: intérprete de organillo poco organizado.

OSCURINETISTA: intérprete callejero de un instrumento de viento-madera cuyo sonido ha empeorado mucho por tocar en la calle.


P

6280249267_d65403eba8PANYVINODERETA: instrumento empleado por cierta gente que toca en la calle sin saber muy bien lo que hacen.

PARA, ELISA: deseo de hacer que calle uno de los escasos músicos callejeros que tocan el piano en la calle.

PASTACALLES: agrupación musical que camina por las calles mientras toca por dinero.

PASOTACALLES: agrupación musical que camina por las calles mientras toca y no ensayan lo suficiente.

PORQUESIONISTA: intérprete de instrumentos de percusión que no sabe muy bien qué hacer con ellos.


Q

dulcimer

QUEESESTISTA: instrumentista callejero con un instrumento exótico. Sin grados intermedios, suelen ser o excepcionalmente buenos o excepcionalmente insufribles.

QUINTENTO: alegría cuando escuchas cinco buenos músicos tocando a la vez, con repertorio bien elegido.


R

J.Michael 380

RASGUÑAR: manera de hacer rasgueos que daña el oído. Es típica de guitarristas que no saben tocar flamenco pero creen que nadie más que ellos se dará cuenta.

REPINZAMIENTO: colocar una desmedida cantidad de pinzas para la ropa para sujetar las partituras al atril cuando se toca en la calle. Da lo mismo: el viento va a tirarlas igual.

ROSCANROL: manera excesivamente dulce de tocar un género en general más duro.

ROMPETISTA: intérprete, en general de instrumentos de metal, con un volumen capaz de desintegrar los tímpanos.

RONDA YA: tiempo exagerado tomado para afinar de ciertas agrupaciones de pulso y púa callejeras.


S

sitar

SILÓFONO: sensación de profunda afirmación al oír por la calle un instrumento de láminas bien tocado.

SINCIERTO: descoordinación entre solista y acompañamiento en un concierto callejero.

SINTRABAJISTA: dado que los contrabajistas están muy solicitados, si encuentras a uno tocando en la calle es lógico suponer que se encuentra en el paro.

SITAR’RIMAS…: queesestista intérprete de sitar, que como te acerques a hablar con él se ofrece a darte clases. La tendencia a ofrecer sus recursos pedagógicos es inversamente proporcional a su conocimiento y destreza en la música hindú.


T

461352000000000-00-250x250TARARAVILLA: sensación de sorpresa y placer cuando suena estupendamente una banda de cornetas y  tambores.

TIMOLO: manera de ejecutar el trémolo de ciertos guitarristas callejeros.

TRAMPSODIA HÚNGARA: pieza de Brahms que los más de los acordeonistas deberían evitar.

TRASTOFÓN: instrumento de viento que muchos músicos callejeros hacen sonar muy mal.

TRIOLINISTA: biolinista que, además de haber acrecentado un poco su repertorio, toca con otros dos músicos.

TROMPOSO: instrumentista de viento-metal que se equivoca mucho.

TÚ, NO: músico al que no dejan tocar en una famosa agrupación vocal e instrumental universitaria.

TURURUBA: contestación de los miembros de una charanga cuando el tuba pide espacio para lucirse un poco.


U

Unknown

UKELELO: cantante que se acompaña con cierto instrumento de origen hawaiano pensando que con sólo cuatro cuerdas no puede equivocarse demasiado.


V

yamaha-electric-cello

¿VI OLA?: sensación de extrañeza al encontrar en la calle a cierto instrumentista de cuerda.

VIVAOLINISTA: un buen intérprete callejero de cierto instrumento de cuerda.

VIVAOLONCHELISTA: un buen intérprete callejero de cierto instrumento de cuerda.


X

xilo

 

XULOFONISTA: intérprete de instrumento de láminas algo presuntuoso.


Y

Unknown

YASTABIEN TO HEAVEN: única pieza que saben tocar algunos guitarristas callejeros.

YEMBOLIA: sensación que puede llegar a producir un grupo de adolescentes tocando el djembé en un parque.


Z

zanfona

 

ZAMBO: zamba mal interpretada. No todo el mundo que posee instrumentos andinos sabe qué hacer con ellos.

ZEMPUÑAN: forma en que aferran la zanfona algunos queesestistas.

Viva er Betis manque pierda, o, el alzamiento de los profetas de vía estrecha

oveja_400x400

Seguidor de cualquier profeta de vía estrecha, a los que aludo en el artículo

Llevo un tiempo realmente molesto por algo que cada vez veo más extendido. Hoy he tenido un detonante que me hace escribir este artículo.

Vayamos por partes.

Es imposible desconocer más que yo sobre el fútbol sin tener un severo trauma cerebral. Con todo, siempre me gustó el lema del Betis: “viva el Betis manque pierda”. Yo lo interpreto como como que los seguidores de este equipo se sienten profundamente unidos a él, pero que saben que puede perder, y no les importa.

Por el contrario cuando escucho conversaciones sobre fútbol —no puedo evitarlo mientras viva en este país— de los seguidores de otros equipos, rara es la vez que no acusan de sus fracasos al árbitro, a la falta de dinero para contratar grandes jugadores, al estado del campo…

Esa actitud de no reconocer que a veces el equipo contrario juega mejor me parece antideportiva, pero a lo mejor eso es cosa mía. Lo que me preocupa profundamente es que la veo cada vez más presente en ámbitos intelectuales.

El alzamiento de los profetas de vía estrecha

Cada vez hay más “youtubers”, y hasta “influencers” que, expresandose por el medio que sea se convierten de alguna forma en líderes de opinión. Como me gusta más el castellano, los voy a llamar “profetas de vía estrecha”. Gentes que muestran alguna opinión de manera sincera (en cuyo caso no merecen ser llamados “de vía estrecha” ni “profetas”) o, más frecuentemente, para agradar a sus fieles y mantener su esclarecido liderazgo.

No son ellos los que me preocupan: son sus seguidores. Observo cada vez más que si emites un juicio negativo, o, simplemente, matizas, una de las opiniones del profeta de turno, una patulea de sus seguidores inmediatamente va a proceder a despellejarte vivo, amenazarte de muerte o de paliza, a pensar que eres la peor persona del mundo, a decir que no mereces tu puesto de trabajo…

Siempre se ha dicho que si las ovejas se unieran, el lobo tendría que temer. Sin embargo, si las ovejas se unieran, y además fueran inteligentes, a lo mejor iban contra el pastor, claro. Y no se dejaban ni esquilar ni matar.

Los seguidores ovejísticos de los profetas de vía estrecha son incapaces de admitir que una de las opiniones del maestro pueda admitir cualquier tipo de matiz. Y, obviamente, si uno se propone defender el matiz en cuestión la agresión, como mínimo verbal, está garantizada.

La actitud de “viva el Betis manque pierda” me parece mucho más razonable: valorar lo que diga la persona cuyas ideas te influyen, pero admitiendo siempre que todo el mundo se equivoca, y que quizár las opiniones se pueden perfeccionar. Incluso, mejor aún, abandonar el ovejismo y tener ideas y planteamientos propios. Que pueden, o no, coincidir en gran medida con los de otras personas, claro.

Ayer participé un poco en un blog sobre educación: no voy a citarlo porque la verdad es que lo que voy a contar nos resultó hiriente a muchos y no quiero echar más leña al fuego.

Básicamente el autor del blog, se quejaba, con razón, de que le habían puesto de vuelta y media por decir que veía dificilísimo explicar en institutos la forma sonata por eso que llaman “learning by doing”. Que se manifestaría en este caso porque los alumnos tocaran y hasta compusieran una sonata. Gran idea, claro, si los alumnos supieran tocar un instrumento o componer.

Los comentarios en el blog al que me refiero suelen ser, como digo arriba, encendidos, cuando no directamente punzantes y escarabajeantes.

Total, que leo el artículo que acabo de describir y veo que hay una persona hablando con aparente sensatez defendiendo con argumentos que puede llegarse a la confección de una sonata por parte de alumnos de instituto.

Comienzo por decir que sí lo creo posible, aunque puede que llevara tanto tiempo que no sería práctico, siquiera por la falta de concentración que implicaría tanta extensión en el tiempo. Desde luego, aunque pudiera ser una experiencia inolvidable para los alumnos —que deberían ya saber tocar algún instrumento, y saber hacer algunas escalas, siempre siguiendo los argumentos de este señor—, no sería aplicable a todo. Para explicar las llamadas “cuatro grandes formas” (variaciones, suite, sonata y fuga) de esta manera con alumnos que no sepan música, yo no pediría menos de dos años, y no prometería resultados.

Tal vez debí expresarme con esta claridad, pero a decir verdad me conmovió verle dispuesto al diálogo y comencé a alabarle las buenas ideas y su posesión de información, que eran ciertas.

Hoy me encuentro un mensaje suyo aquí en que me dice que se siente perseguido en el otro blog (entiendo que porque no le dan la razón), y que en el fondo yo soy más partidario de sus tesis que de las del autor del otro blog. Como si no pudiera tener yo opiniones propias que no necesitan coincidir con las de uno u otro.

Luego me dice que se identifica con seudónimo porque es persona conocida. Pues, o no cree mucho en sus argumentos, o no quiere aportar el peso de su fama a ellos. Más bien raro, ¿no? O es un profeta de vía estrecha (si no a lo mejor me daba permiso para tener mis propias ideas), o un ovejizante como el de la foto.

En fin, ese ha sido el caso que me ha molestado hoy. Pero no pasa semana sin que vea desmanes con opiniones de todo tipo con este grado de cólera e intolerancia.

 

Postdata: quién en un día como hoy quiera dar interpretación política al artículo, sepa que puede.