No sois vosotros: soy yo. Este va a ser el último artículo del blog.

Queridos amigos: Potsdam 1747 se despide.

He decidido eliminar este blog: lo creé como un instrumento de comunicación y cada vez me parece más que hablo solo. Los tiempos han cambiado y hoy por hoy la comunicación fluida y ágil —y a veces algo superficial— de las redes sociales es lo que se estila.

Desde 1996 vengo manteniendo las diversas encarnaciones de Potsdam. Siempre en servidores pagados de mi modesto bolsillo, al principio porque era la única opción, más tarde porque quería daros funcionalidades que no se encontraban en los servidores gratuitos. Han sido veintiún años en los que he compartido materiales musicales que me parecían de calidad, en que he escrito chistes, quejas, observaciones, apreciaciones personales y buenos consejos. Veintiún años en que he hecho buenos amigos… y más de un enemigo. Veintiún años.

¿Tengo quejas? Las tengo, soy humano. Nadie comenta nada casi nunca. Me copian artículos sin tomarse la molestia de poner una nota diciendo que lo hacen. A veces sin tomarse siquiera la molestia de bajarse un archivo y subirlo a su propio servidor (o sea: me quitan capacidad del albergue web). Comentarios más de una vez hirientes, y un caso de persecución al que no quiero referirme.

Pero es más el gusto que me ha dado sentir que contribuía en una medida mínima a una comunidad de personas con gustos e intereses parecidos a los míos. Es mayor el placer que me ha dado saberme a veces útil, a veces una referencia.

No lo borro por el dinero que me cuesta. He tenido épocas difíciles —esta no lo es— en que he hecho lo que no creeríais por mantener el blog. No lo borro por despecho. Lo borro porque creo que cumplió su función y ya no lo hace.

No me retiro hosco y amargado a un silencio dolido: crearé otro blog, gratuito esta vez, en que pondré todo lo que se me ocurra. Estoy convencido de que sigue habiendo necesidad de cosas más duraderas que lo que se publica en redes sociales. Pero ya no será Potsdam. No el mío.

Y no se perderá toda la información de esta bitácora: crearé un segundo blog gratuito al que subiré todo lo que hay aquí… y sea posible exportar. Veintiún años de archivos son muchos. Se perderán muchos audios, creo que todos los archivos vinculados, y la mayor parte de las imágenes. Tampoco voy a querer llamarlo Potsdam.

En puridad tengo algo más de tiempo hasta que sea necesario mi próximo pago, pero Potsdam desaparecerá este diciembre de 2017: es doloroso deshacerme de ella, aunque necesario, creo, y no quiero prolongar mi malestar. Ese tiempo tenéis para descargar cuanta información os apetezca. Os ruego que aviséis a cuanta gente os pueda parecer que la noticia le interese, compartiendo este artículo o de la forma que resulte más apropiada.

Quiero mandaros a todos un abrazo, agradecer vuestra atención, y vuestro cariño en ocasiones. E informaros de que pienso seguir dando guerra, por otros medios.

Hasta la vista.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

55 Comentarios en “No sois vosotros, soy yo. Potsdam 1747 se despide.

  1. Lo siento de veras. Es un blog magnífico y me siento en parte culpable, por no haber comentado, pese a haberlo leído con entusiasmo y haber aprendido mucho. Un abrazo.

  2. Copio lo que he puesto en el blog: “Lo siento de veras. Era un blog magnífico y me siento en parte culpable, por no haber comentado, pese a haberlo leído con entusiasmo y haber aprendido mucho. Un abrazo”. Y añado que material de tu blog (ya lo sabes) contribuyó a que pudiera ganar mi plaza por oposición. Luego, he tenido el placer de conocerte virtualmente. Y espero que, no muy tarde, tengamos ocasión de conocernos personalmente.

  3. Solo por haberse iniciado en 1996 un blog de estas características debería protegerse por su valor histórico y visión. Gracias por el ejemplo, la generosidad y el esfuerzo.

  4. Sin duda el mejor blog de internet. Yo también tenía un blog (de cine en mi caso) y duré un año…desanimado por la falta de interacción, o sea que, aunque me entristece un montón lo comprendo perfectamente. Mil gracias por todos estos años y por tu constante ejemplo de generosidad, no sólo por el blog sino en tu manera de enseñar la música, sin guardarte ni el más secreto de los trucos que has aprendido a base de mucho bucear y que a los pobres y vagos mortales como yo nos los das masticadito. Mucha suerte con el nuevo blog!!

  5. Una pena por un lado, aunque por otro consuela saber que piensas seguir. Servidor, como ya sabes, te ha citado siempre que ha podido. Y no sé si lo sabes también, pero en clase no solo te he citado, sino que abro tu blog directamente para que lo vean y animo a visitarlo. Muchas gracias por compartirlo.

  6. Muchas gracias por compartir tan generosamente tu sabiduría durante tanto tiempo.
    Siento no haber estado a la altura. Nunca comenté. Es tan abrumadoramente perfecto lo que escribes que qué más puede añadirse. Al menos podría haber escrito gracias.
    Te lo agradezco ahora, por las veces que no lo hice. Lo siento de veras.

  7. Al igual que Alberto. Aprendí mucho de este Blog, y no me siento con la autoridad suficiente para aportar algo. Muchas gracias por todo lo compartido, y gracias por permitirme tomar el material, aquella única vez que pedí permiso para hacerlo. Nuevamente, muchas gracias.

  8. La inmediatez de las redes ha arramblado con todo. Creo que lo más importante de tu página se conservará, afortunadamente. Y tus nuevas entradas puedes ponerlas en facebook, y ya verás como tienes montones de comentarios. Incluso hacer un grupo para compartirlo! Y no es por ponernos nostálgicos, pero conocí tu página así:

  9. Creo que es el síndrome de los nuevos tiempos. Hay demasiada información disponible, la mayoría de poca calidad, poco confiable y en algunos casos efímera.Y cada día crece como una maleza que ahoga lo poco realmente bueno que hay. Esto nos lleva en muchos casos a no concentrarnos en nada ni ahondar en nada por que pensamos que todo estará allí siempre para cuando lo dispongamos. De alguna manera y sin que deje de ser lamentable, quisiera ver esta decisión como una reacción a todos eso. Por mi parte y como lo manifesté alguna vez, Posdam1747 fue toda una revelación y una luz en un tiempo de oscuridad y deseo de informarme. Logró levantar algunas de las múltiples puntas de la ignorancia que me cubre. Por todo ello gracias Don Enrique, como siempre le he llamado por respeto.

  10. Pues es una pena, la verdad es que por una cosa o por otra, de los blogs que sigo este es de los que más me gustan (podría haberlo dicho antes, pero no creo que cambiará gran cosa). Justo esta semana le he estado mandando a mis alumnos de análisis el enlace de la entrada del coral, en la que se explica su origen, se contextualiza y está el coral a partir de la melodía de Juego de tronos. En fin, que es una pena, pero aquí tienes un seguidor que aprecia este trabajo (curiosamente es

  11. Gracias por todo tu esfuerzo, Enrique. Se va a echar de menos Potsdam 1747, pero bueno, etapas que se cierran… otras que se abrirán. Nos seguimos leyendo por los demás lugares, abrazo!

  12. Estimado Enrique, he leído con mucho interés y placer muchas de tus publicaciones en esta plataforma y quiero agradecerte la generosidad de este proyecto de larga duración; también considero que es un sitio histórico en el mejor sentido del término y como tal y objeto virtual patrimonial, en principio se me ocurrió buscar convencerte de que preservaras este espacio pero se respeta tu decisión. Ojalá este próximo cierre constituya la articulación afortunada hacia otro espacio que mantenga este espíritu de comunicación amigable y de divulgación-educación con la calidad que te ha caracterizado. Recibe un fuerte abrazo y nuevamente mi agradecimiento por tu promoción de una cultura de comunicación del arte musical en el nublado mundo actual de la inmediatez y la superficialidad. Ojalá el nuevo o nuevos nichos virtuales permitan el seguimiento de tu loable empresa.

  13. Una grandísima pérdida!!! No obstante, y ante todo, agradecerte estos 21 años donde yo personalmente he disfrutado y aprendido muchísimo, Maestro!! Gracias por tu trabajo y dedicación!!!!

  14. O sea que me vas a hacer actualizar los links que tengo a tu blog en los materiales de clase de mis alumnos? De verdad que me parece muy fuerte…. 😉 En serio, mil gracias por todos estos años. Tu blog ha sido siempre un ejemplo.

  15. Querido Enrique, en mi tardío y lento acercamiento a lo musical este blog era de gran ayuda, aunque confieso que algunos conceptos los he ido entendiendo con gran dificultad. Pero para mí es un orgullo saber que este gran maestro y compositor fue mi amigo en el colegio y que compartimos tantas cosas en esa época. En fin, espero poder seguirte por otros sitios y como siempre aprendiendo de ti como persona y como músico. Un fuerte abrazo.

  16. El jueves pasado estaba en Iasi (Rumanía) cenando con unos amigos y les comentaba lo que había significado para mí pasar cuatro años contigo en las clases de armonía y fundamentos de composición. Creo que les quedó claro mi entusiasmo. (Y no fue, por supuesto, la primera vez que hablaba de ello con otras personas.) En mi despedida a tu magnífico y generoso blog quiero decirte con sencillez: eres un gran profesor y a mí, pasar por tus clases, me ha hecho más feliz.
    Fernando.

  17. Estimado Enrique.
    Gracias, muchas gracias.
    He encontrado este blog hace poco, y todo lo que contiene me resulta interesantísimo. Es la primera vez que escribo en un blog. Y lo hago con pena, y desde un lugar un tanto egoísta, ya que si finalmente lo cierras, me veré privado de aprender tantas cosas…
    Es asombrosa la claridad de tus escritos, tu forma de escribir, los temas que abordas. Me ha resultado siempre muy útil a la hora de escribir música.
    Te agradezco mucho tanto tiempo y esfuerzo dedicados a desasnarnos.
    Un fuerte abrazo y gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.