«

Mar 15 2017

Imprimir esta Entrada

Alumnos, guía de avistamiento: 21— el nomeenterodenadismo

Alumnos: guía de avistamiento” pretende ser una serie de posts humorísticos acerca de algunos de los perfiles de alumnos más notables y característicos. No se inventa ningún dato ni tipo de alumno, ni hay intención alguna de ofensa. Procuraré ir alternando perfiles de alumnos “peligrosos” con el de alumnos maravillosos. Espero que os resulte divertido

Si esta guía de avistamiento pretende alcanzar el más mínimo rigor científico no puede limitarse a una simple colección de perfiles de alumnos, padres o profesores: es necesario también analizar los movimientos y tendencias que influyen en los estudiantes. Uno de los más desagradables y peligrosos que he visto en tiempos recientes es el que denomino nomeenterodenadismo.

—Y, ¿en el WhatsApp tampoco contestas cuando te hablan?

—Es que eso sería una bordería.

Hasta hace poco, si hablabas con un profesor o padre y te decía: “Fulanito dice que no se entera de nada”, lo habitual es que añadiera inmediatamente: “Y entonces yo le digo que si hace preguntas en clase”. Hoy parece que no, que lo de no enterarse de nada fuera una enfermedad para la que no existiera cura. Lo que es peor, al ser una condición no susceptible de cambio, parece que hubiera que premiar al noseenteradista regalándole un aprobado.

Juro que suelo empezar las clases con un “¿hay alguna pregunta?” al que suele seguir un silencio sepulcral —no contestar cuando le hablan a uno parece parte esencial de esta afección—. Tras cada fragmento de tema que explico —y tengo la costumbre de dividirlos en partes de fácil comprensión— suelo preguntar, con el mismo silencio como respuesta, si se ha entendido todo. Cuando en la clase siguiente corrijo los ejercicios y veo atrocidades pregunto “¿Qué ha pasado aquí? ¿Por qué has hecho esto?”, que suelo ver contestado con un “no se”. Parece que el “no me entero de nada” es coraza suficiente como para no tener que hacer el esfuerzo de comprender las cosas.

“El mejor consejo que me has dado es el de leer los apuntes antes de hacer el ejercicio: trabajo menos y lo hago mejor.”

Y el caso es que mis alumnos, en general, son bastante inteligentes. Sin embargo, yo creo que por un exceso de facilidad en los comienzos de sus enseñanzas convencionales, no están acostumbrados a usar su inteligencia. Comenzando con expresarse: Los “no se” suelen tener más que ver con una falta de costumbre de buscar las palabras para hacerse entender que con indiferencia o apatía. No es ninguna casualidad que la mayoría de mis mejores alumnos se expresen a la perfección, y que los peores sean los que no contestan cuando se les habla.

Ni mucho menos digo que este fenómeno se de en la mayoría de los alumnos. Pero va en aumento.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2017/03/alumnos-guia-de-avistamiento-21-el-nomeenterodenadismo/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: