«

»

Ene 17 2017

Imprimir esta Entrada

“Las músicas que no se escuchan” en Palencia

Las músicas que no se escuchan es una idea para disfrutar más de la música, y  de más músicas, sin necesidad de conocimientos teóricos. No se busca tanto impartir una serie de conferencias como establecer un diálogo, una tertulia con los asistentes, que, por lo mismo, podrán intervenir tanto como quieran, y proponer temas sobre los que dialogar. Ya se celebró durante un tiempo en Salamanca, y ahora vamos a realizar unas sesiones en Palencia.

Os adjunto la grabación de parte de una de las charlas salmantinas.

Las charlas se desarrollarán en la Biblioteca Pública de Palencia durante los días 28 de Enero, 25 de Febrero, 1 de Abril, 6 y 20 de Mayo de 2017  en horario de 9:30 a 13:30

El coste total del seminario es de 20€.

La inscripción se realizará a través de la secretaría del Ateneo una vez cumplimentado el boletín de inscripción que está publicado en la página web, en la Agenda.

Presentación: 

Vivimos tiempos apresurados y comerciales en los que se espera de nosotros que no escuchemos la música, sino que la consumamos como una estruendosa banda sonora de una película en la que no siempre estamos seguros de ser los protagonistas. Un deseable respeto por las músicas de otros tiempos, otras culturas, otros modos de ver, palía en gran medida esa circunstancia. Afortunadamente en estos tiempos de fácil acceso a la información resulta posible apreciar las voces individuales que se levantan, poderosas, a través de los kilómetros y los siglos para hacernos más conscientes de nuestra propia identidad.

Destinatarios

Gentes, sin necesidad de conocimientos musicales previos que tengan interés por apreciar y disfrutar músicas no comunes. Los posibles desarrollos y asistencia de uno u otro tipo de público irían refinando este criterio.

Desarrollo:

Las charlas se centrarían básicamente en los siguientes cuatro enfoques:

 Navegando el mar del tiempo: Danzas y músicas de fiesta

Sería un error pensar que nuestros antepasados no se divertían o bailaban, y es una idea bastante errónea —producto mucho más del cine que de la realidad— la de que sus músicas eran en alguna forma menos poderosas o rítmicas que las de ahora.

 El otro lado de la frontera: otros pueblos también cantan

Occidente ha padecido durante mucho tiempo de un ombliguismo que le cegaba ante artes ajenas. Gentes de todas las culturas, razas y épocas han hecho música del mayor valor. A veces queremos “hacerles un favor” apreciando sus artes como si las expusiéramos en un museo, olvidando que su origen es vital, por un lado, y que un africano tiene tanto derecho como nosotros a reclamar a Mozart como parte de su herencia, O un europeo los tambores de los pigmeos akka.

 Significados: La expresión

Nuestros ancestros, igualmente, tenían cosas que decir, que, siendo, como nosotros, humanos, resultan muchas veces hoy tanto o más conmovedoras que entonces. De los cantos de amor, a los religiosos; de la simple expresión de la alegría vital, a la representación de emociones complejas; la historia de Occidente está llena de ejemplos que pueden resultar particularmente significativos en tiempos convulsos.

El palacio de las mil puertas: un mundo ancho y propio

Autores recientes, de la llamada música culta, provenientes de la música comercial, de la cultura occidental y de otras han alcanzado lenguajes propios de un inmenso interés y una belleza sin límites. Conoceremos a algunos autores que desde el concierto, el cine, el vídeo o el disco han intentado tendernos una mano a través de los años y las leguas.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2017/01/las-musicas-que-no-escuchan-en-palencia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>