Dic 29 2016

Hacia “Escenas de Teléute”: una ópera que pudiera haber sido.

Ayer comentaba en las redes sociales que ando escribiendo una obra para oboe, clarinete, violín, viola y chelo, y que está algo relacionada temáticamente con el universo de Sandman. Parece que algunos amigos se interesaron, así que os cuento más.

Me encantaría hacer una ópera (teatro musical, mejor) situada en el universo de Sandman.

Para los no iniciados, Sandman es un cómic guionizado por Neil Gaiman, de una calidad extraordinaria. Pero no voy a contaros yo lo que puede leerse en la Wikipedia. El autor ha dicho más de una vez que Sandman es una máquina de contar historias, y eso es lo que me gustaría hacer. Teniendo en cuenta que los derechos de los personajes no deben ni de pertenecer al guionista, sino a la todopoderosa DC, más bien aludiría a los personajes, sin citar su nombre, contando una historia propia (lo que jamás me atrevería a escribir como libro, pues creo que no lo haría bien, lo haría con total confianza con música).

He pensado todas las formas habidas y por haber de llevar a puerto el proyecto. He pensado incluso eliminar cantantes, y hacer un melólogo. Pero siempre tropiezo con el obstáculo de que quiero una orquesta.

Para la obra que estoy escribiendo ahora mismo dispongo de sólo cinco instrumentos. Como en mi lenguaje la escasez de voces suele traducirse en tristeza, el personaje Muerte (Teléute) ha sido casi inevitable. Ya que no creo que jamás pueda escribir la ópera, al menos unas pequeñas escenas de lo que habría sido.

Descubro en mi ordenador dos movimientos orquestales, que corresponden a un momento en que pensé que quizá pudiera contar con una orquesta a uno (la más extrema pobreza: las orquestas convencionales más pequeñas se llaman “a dos”, por el número de intérpretes de cada instrumento de madera). Uno de ellos ha sido ligeramente reutilizado en mi obra del año pasado “Los relatos del barquero”.

Colores planos, y viñetas, como en los más de los cómics. Claridad y sencillez. Y algo de fantasía en el sonido. Los varios intentos que conozco de poner música en este universo se meten en el reino de los eternos para hacer música chicle, o poco menos sin ningún sentimiento de extrañeza o distancia. Soy incapaz de creer que en un mundo tan imaginativo sus habitantes escuche música “mainstream”,

En fin, hoy he escrito casi cinco minutos de “Escenas de Teléute”, y ando con la imaginación agotada. Os dejo con los dos fragmentos orquestales que comentaba antes. Hay otro mucho más largo (unos diez minutos) pero lo dejé inconcluso. Nada desanima más que escribir para el olvido.

 

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2016/12/hacia-escenas-de-teleute-una-opera-que-pudiera-haber-sido/

11 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Me encanta el empeño pero, coño, por qué no la haces para orquesta de cámara o un cuarteto de cuerda?

    1. Quiero armonías grandes. Una orquesta de cámara estaría bien, pero no la tengo. Cuatro de un cuarteto serían severamente limitados para los sonidos que quiero. Por no hablar de que en España es mucho más fácil juntar a doce vientos que a cuatro cuerdas.

    2. Una pena… pero ánimo. Lo que se hace con amor siempre vale la pena.

    3. Al menos es un objetivo.

  2. Me gusta muchísimo lo que has escrito, y eso que suena a través de MIDI. Sigue, por favor.

    1. No sin saber que se puede tocar. Necesito una plantilla.. Y mil o dos mil millones de gracias.

    2. Soy un compositor puñetero. Escribo distinto para instrumentos distintos. No puedo escribir en vacío y luego adaptar a lo que se encuentre, si se encuentra algo.

  3. A pesar de que la música es una de mis pasiones me temo que no entiendo tanto de composicion para mantener un diálogo contigo, si te sirve de algo mi opinión, nocturno me ha encantado , creo que has conseguido transmitir las situaciones que pretendías , perfectamente puedes poner una escena de star wars montada con este fragmento y no desentonaría, y eso tratándose de Williams es decir mucho, felicidades maestro.

  4. Pues si te ha gustado, es más que suficiente. No puedo ser más distinto de Williams (lo que nos honra a ambos), pero si te parece que algo te llega, de eso se trata, gracias.

  5. Claro que llega, Enrique… Me gusta muchísimo…

  6. Más que diverftirme (por lo que implica de frivolidad en un tema de esta clase), yo diría que me interesó, y mucho, tu post y tus intenciones, pero acepto la diversión como sinónimo de interés, así pues me divirtió mucho y te animo a que lo intentes. Si lanzas un crowfundig ya sabes que voy a colaborar como ya hice en otra ocasión. Un abrazo,.

  1. […] « Hacia “Escenas de Teléute”: una ópera que pudiera haber sido. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: