«

»

Jul 08 2015

Imprimir esta Entrada

Apéndice a “Mapeando modos. Para músicos y no músicos. (1) Melodía”

OídoDesde que escribí este artículo ayer he recibido por diversos conductos varias opiniones que, en general se podrían resumir en dos grandes categorías:

  1. El uso de las tablas de “mapeo” que introduje en el artículo resulta aparatoso y antimusical.
  2. No puedo uno saltarse tan alegremente el principio de equivalencia de octava. Los comentarios de este tipo han oscilado entre lo apocalíptico, como si fuera a ponerse en riesgo la supervivencia de la civilización occidental y lo alentador, indicando que pudiera ser una posibilidad interesante.

Por lo tanto, antes de escribir el artículo correspondiente a las posibilidades armónicas del mapeo modal, que son, a mi entender, de gran interés, paso a escribir unas aclaraciones.

Sobre el uso de tablas de mapeo

Este va a ser el punto más sencillo de contestar: yo no uso tablas de mapeo. Las puse en el artículo meramente por claridad pedagógica. Con todo, la objeción me va a servir de excusa para hacer un par de comentarios.

Cuando yo estudiaba contrapunto, nos enseñaron a realizar tablas de equivalencia entre notas para, por ejemplo, hacer contrapuntos invertibles a la quinta: jamás fui capaz de usarlas. Me parecía totalmente antinatural pensar en notas individuales y no en el trazo melódico completo. Me resultaba mucho más natural y rápido hacerlo mentalmente. Lo mismo me pasa con los mapeos modales.

Tengo, sin embargo, que decir que alguno de mis compañeros no sabía vivir sin las tablas de equivalencia. Y que lograban con ellas resultados muy buenos. Con esto, como con otras cosas, supongo que la afinidad de cada compositor por una u otra forma de trabajar es lo que importa. Por personalidad, habrá quién no pueda vivir sin tablas, así como otros no las soportarán. Defiendo, eso sí, su uso en el aula como forma de ejemplificar qué es lo que va a pasar cuando se aplique determinada técnica.

Y al hilo de esto, todavía otro comentario. Recientemente he detectado en varios sitios y profesores la costumbre de explicar las técnicas de transformación temática del contrapunto (inversión, retrogradación, inversión retrógrada) por medio del álgebra matricial. De sobra sé que hay mucha información al respecto, puesto que sólo de esta manera los ordenadores son capaces de efectuar estas transformaciones, pero me parece terrible hacérselo así de complicado a los alumnos. Sobre todo porque esas técnicas pueden ser mucho más intuitivas que todo eso.

Sobre el principio de equivalencia de octava

Debo comenzar por disculparme. Creo que en el artículo de ayer no dejé suficientemente claras dos cuestiones:

  1. Trataba la idea de mapeo modal consecutivo (luego lo definiré) con la intención de explicar UNA de las posibilidades para cambiar de modo una melodía. Por supuesto, hay más, y voy a detallar algunas de ellas a lo largo de este artículo.
  2. Cuando se vulnera el principio de equivalencia de octava, no pretendo que cambie también la función, sólo la nota. Me explico.

Tenemos aquí una de las tablas de ayer: la correspondiente al modo Hirajōshi

 

Grado de La bemol MayorNota de La bemol MayorGrado de La bemol HirajōshiNota de La bemol Hirajōshi
Grado de La bemol MayorNota de La bemol MayorGrado de La bemol HirajōshiNota de La bemol Hirajōshi
ILAbILAb (SOL#)
IISIbIISIb
IIIDOIIIDOb
IVREbIVMIb (RE#)
VMIbVFAb
VIFAI+LAb (SOL#)
VIISOLII+SIb
I+LAbIII+DOb
II+SIbIV+MIb (RE#)
III+DOV+FAb
IV+REbI++LAb (SOL#)
V+MIbII++SIb
VI+FAIII++DOb
VII+SOLIV++MIb (RE#)
I++LAbV++FAb
etcetcetcetc

 

Observamos que en la primera octava, LAb corresponde a LAb. Sin embargo, en la segunda, LAb corresponde a DOb. En absoluto pretendo decir que en esa octava la función de centro tonal corresponda a DOb. De hecho, eso vulneraría la propia idea de estar usando LAb Hirajōshi.

Dicho esto, voy a defender que la vulneración del principio de equivalencia de octava no es tan terrible.

Para comenzar, como siempre, voy a decir que, en mi opinión el gran juez es el oído.

El principio de equivalencia de octava se rompe a menudo de maneras “naturales”. Pongo como ejemplo a un guitarrista que vaya realizando la misma digitación por cada una de las cuerdas del instrumento (muchos estudios de Brower son así). A todos los efectos prácticos estamos construyendo un modo multioctava, en que el contenido de cada octava difiere de la anterior y la siguiente.

Pero pasemos a estudiar otras posibilidades y compararlas.

Pasamos a un modo con menos notas con mapeo reductivo

Llamemos al tipo de mapeo que hice ayer mapeo consecutivo. Que queda desde ahora definido como que en que a la nota siguiente del modo original, le hacemos corresponder la nota siguiente del nuevo modo, independientemente del número se sonidos que tenga cada uno.

Muchos secuenciadores y editores de partituras que tienen la capacidad de cambiar de modo la música que se les ha introducido, emplean otra, a la que voy a llamar mapeo reductivo. Consiste en que si los modos tienen el mismo número de notas, hacen corresponder cada una a la del mismo número del modo original. Pero si el modo al que vamos a llegar contiene menos notas, hacen corresponder a cada una la más similar, y para cubrir las notas que no existen, toman una cercana. Como la explicación parece más complicada de lo que es, aquí va un ejemplo.

Primero, la música.

Ahora, la tabla. A quién le asuste, que no la mire.

Do MayorNota correspondiente en Do pentáfono
Do MayorNota correspondiente en Do pentáfono
DOComo tenemos la misma nota, la usamos: DO
REComo tenemos la misma nota, la usamos: RE
MIComo tenemos la misma nota, la usamos: MI
FAComo no tenemos esta nota, usamos una cercana: MI
SOLComo tenemos la misma nota, la usamos: SOL
LAComo tenemos la misma nota, la usamos: LA
SIComo no tenemos esta nota, usamos una cercana: LA. He preferido no usar DO, que estaría más cerca para no congelar demasiado la música, cayendo insistentemente en el centro tonal.

Y hasta los primeros compases en partitura, para una fácil comparación.

Nana de Brahms mapeada con reducción de notas_0001Personalmente, encuentro que cuantas más notas tenga el modo de origen y menos el de llegada, mayor el grado de distorsión, mucho más que en un mapeo consecutivo. Lo que no deja de ser un criterio para saber cuándo usar el uno o el otro.

Existe otra opción que, personalmente, detesto. Añadir notas al modo de llegada, justificándolas como “notas de paso” o “notas de adorno”. Desde mi punto de vista, si añadimos notas a un modo, estamos construyendo un modo nuevo. Decir que no porque “es de adorno” me parece como justificar un crimen si el asesino dice “era broma”. Otra cosa bien distinta, y de gran interés, es que el modo auténticamente posea notas ornamentales. Pero en ese caso tendrán una función bien especifica que no tiene por qué corresponder con la de la melodía original.

Y pasamos a un modo con más notas con mapeo reductivo inverso

 

Lógicamente, si pasamos a un modo con más notas, si establecemos una equivalencia que respete el principio de octava van a quedar notas por usar del segundo modo. Hasta el extremo de que, si no se usan, por ejemplo ornamentando la melodía, el segundo modo no va a reconocerse (o va a ser un modo distinto, al que le faltan precisamente esas notas. En este caso he mapeado DO mayor a DO octatónico, eludiendo el MIb/RE# en la sustancia melódica, aunque sí lo he usado de forma ornamental.

 

Llamaré a este tipo de mapeo mapeo reductivo inverso, toda vez que van a quedar notas del segundo modo por cubrir.

 

Y por cierto, mis disculpas por el sonido de guitarra eléctrica. ¡Hay que fastidiarse de que sea uno guitarrista y no tenga manera fácil de meter el sonido real!

 

 

Supongo que la tabla no es necesaria, así que no la pongo.

Apéndice del apéndice

Vuelvo a señalar que la validez melódica de lo que aquí digo es de uso limitado: no va uno a hacer una vida de escribir variaciones modales. Pero puede ser útil para quién emplee técnicas análogas al desarrollo motívico temático. Además, puede ser fuente de ideas. Aquí van algunas:

  1. “No se me ocurre ninguna melodía”. Ir probando un perfil melódico conocido pasando por diversos modos puede sugerirnos un arranque que luego desarrollar-
  2. “¿Y si invento mi propio mapeo? Por ejemplo, comenzando la correspondencia de notas desde una que no sea el centro tonal”. Funciona, lo garantizo.
  3. “¿Y si en un mapeo reductivo inverso descarto notas del segundo modo que no sean las evidentes?”

En todo caso la discusión de uso de modos nunca va a ser completa sin tener en cuenta la armonía. Pronto hablaremos de ella.

Mis disculpas a todos los que ayer no contesté. Este artículo tiene  1353 palabras, además de los ejemplos. Twitter y WhatsApp difícilmente hubieran sido medios ideales para exponer todo esto.

Y gracias especiales a Manuel Bonino y Daniel Roca, por su interés constructivo y porque me han liado a aprender Logic y Kontakt Player. Algunos ejemplos de estos artículos los usan, y se nota bastante la mejora de sonido. Otra cosa es que resulte práctico para ejemplos semiimprovisados como estos.

 

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2015/07/apendice-a-mapeando-modos-para-musicos-y-no-musicos-1-melodia/

22 comentarios

2 pings

Ir al formulario de comentarios

  1. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Daniel Roca, Manuel Bonino Medina, Jacobo Durán-Loriga, Mercedes Zavala, Alicia Santos Santos, Carmen Granero Eguía, Iñigo Igualador, José Mansergas

  2. Alicia Santos Santos
    Alicia Santos Santos

    Enrique, eres un mago. Acabo de tener la primera clase con un niño nuevo y ¿sabes una de las dudas fatídicas que tenía????????? Los modos!!!!!!!!!

  3. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Pufff, no sabes el soborno en caramelos que me ha costado

  4. Alicia Santos Santos
    Alicia Santos Santos

    Jajajajajaja!!!!!!!!!!

  5. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Genial!!!!! Braaaavo!!!!

  6. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    ¿Rockero andas, Iñigo Igualador?

  7. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Jajaja. El caloret, que me descentra!!!

  8. José Mansergas
    José Mansergas

    Está super bien, muchas gracias, Enrique, me lo guardo como oro en paño! un saludo

  9. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Maestro!!! Me notifica facebook una etiquetación nueva de ayer, pero no me lleva a ningún sitio. Da error

  10. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Maestro!!! Me notifica facebook una etiquetación nueva de ayer, pero no me lleva a ningún sitio. Da error

  11. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Anoche subí un vídeo con intención humorística, intentando contar con música la vida de un alumno de armonía. Viéndolo hoy, no he quedado satisfecho de la calidad de sonido y lo he borrado

  12. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Anoche subí un vídeo con intención humorística, intentando contar con música la vida de un alumno de armonía. Viéndolo hoy, no he quedado satisfecho de la calidad de sonido y lo he borrado

  13. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Ahm!!!

  14. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Ahm!!!

  15. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Era este, Iñigo Igualador, ahora algo mejorado https://www.youtube.com/watch?v=Rb4alD-5guc&feature=youtu.be

  16. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Jajaja. Así es!!! Al principio es como ir al patíbulo. Una pregunta. El audio, con qué está realizado?

  17. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Sibelius Sounds y Realivox Blue. Desgraciadamente Blue no va bien con NotePerformer. Por otro lado, Blue va MUCHO mejor tocándola que escribiéndola, que es como va aquí.

  18. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    Hace unos 5 años probé el Symphonic Choir. La verdad, que era una auténtica pasada, pero llevaba un tiempo y un curro (y unos recursos de PC) muy altos. Me has vuelto a abrir el apetito de toquetear de nuevo. Imagino y espero que aún sea mejor.

  19. Iñigo Igualador
    Iñigo Igualador

    http://www.soundsonline.com/Symphonic-Choirs

    Sobre todo recomiendo escuchar el ejemplo “The Secret” para hacerse una idea de lo bueno que puede ser

    http://media.soundsonline.com/mp3/217212.mp3

  20. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    La verdad es que me hice con Blue porque era muy económica. Pero estoy contento http://realitone.com/blue/

  21. José Mansergas
    José Mansergas

    muy interesante lo del mapeo de modos, curiosa la nana de Brahms sin semitonos.:)..

  22. Enrique Blanco Rodríguez
    Enrique Blanco Rodríguez

    Alberto Trabajos Moreno

  1. Mapeando modos (2a). Armonía » Potsdam 1747

    […] « Apéndice a “Mapeando modos. Para músicos y no músicos. (1) Melodía” […]

  2. Mapeando modos (2a). Armonía – Introducción a la composición con modos

    […] Apéndice a “Mapeando modos. Para músicos y no músicos. (1) Melodía” […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: