CPESiempre que retoco el aspecto o las funcionalidades de Potsdam 1747, inevitablemente me acuerdo mucho de mi epónimo, Carl Philip E. Bach, cuyo nombre (eso sí, añadiendo una segunda “p”, para no pecar de soberbia pensando que me creo como él: Carl PhilipP). La verdad es que la historia no se ha portado bien con él. Me tomo la libertada de añadiros un conciertito para pianoforte suyo. Como toda su música, no tiene desperdicio. Miklós Spányi tocando, tampoco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.