Alumnos: guía de avistamiento. 08— El alumno campana

Alumnos: guía de avistamiento” pretende ser una serie de posts humorísticos acerca de algunos de los perfiles de alumnos más notables y característicos. No se inventa ningún dato ni tipo de alumno, ni hay intención alguna de ofensa. Procuraré ir alternando perfiles de alumnos “peligrosos” con el de alumnos maravillosos. Espero que os resulte divertido

Print

Les suenan campanas y no saben dónde. A veces porque, por interés sobre la música, han leído al respecto. A veces porque estudian con otros profesores o métodos que les han dicho que son mejores. Todo eso es bueno. Lo malo es que se ciegan ante la posibilidad de que las cosas no sean como ellos han leído… …o creen haber leído

Geografía: Dependiendo de que esperen aprender algo de ti o de que ya hayan juzgado que sus libros o maestros son mejores, en la primera o última filas.

Hábitos: El más usual es el de NO hacer el ejercicio que les has pedido, sino el que ellos consideran que deben hacer. En general tropiezan mucho. Frases como “yo es que quería hacer una modulación sin cambiar de tonalidad” o “quería una progresión en que cada miembro fuera distinto”, son esperables y no deben hacer que uno pierda la compostura ni cambie de profesión.

Etología: Discuten continuamente. Si, por ejemplo, hablas del acorde de séptima de dominante, te dicen que estás equivocado, porque ellos han visto una vez un acorde de séptima disminuida y se comportaba de otra manera.

Guía de caza: Son difíciles de cazar. La única esperanza es que vean que a sus compañeros les empieza a salir mejor música e intenten ponerse al día.

Anécdotas: La anécdota más terrible que tengo es la de un alumno al que su profesor de solfeo consideraba genial, tanto que decidió impartirle él la armonía. El profesor en cuestión consideraba que confirmar una tonalidad a la que se ha modulado era “demasiado complicado” y se lo prohibió. A día de hoy (he visto al alumno incluso presentándose a oposiciones de armonía” el alumno sigue sin saber modular.

Más bonito y divertido es el caso del alumno al que pedí un arranque asonatado y escribió una exposición de fuga… …francamente correcta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.