«

»

Ene 19 2012

Imprimir esta Entrada

Nuevo disco de David González

Una de las mayores satisfacciones que puede recibir un profesor es ver que los que han sido sus alumnos vuelan solos, alto y lejos. Quizá, lo único que puede endulzar aún más esa situación es recibir noticia de que aún se acuerdan de uno y que, de alguna manera, recuerdan con cierto contento las enseñanzas recibidas.

Por eso mismo, ha sido un auténtico honor, placer y alegría recibir el último disco de David González, aún por distribuir, para hacerle un breve comentario. Al final lo adjuntaré. Podríais pensar que es la típica reseña elogiosa que hace un antiguo profesor para ayudar a un alumno. No os engañéis. David es uno de los guitarristas más interesantes que conozco, sutil, lleno de matices y timbres y, sobre todo, gran músico.

Además, David mantiene su propio blog, que os invito a visitar para que veáis el gran ámbito musical que mantiene, como intérprete, compositor, y analista; y tocando palos y registros de una inmensa variedad musical.

Os dejo un vídeo con una mínima muestra de su excelente hacer. Tras el mismo, transcribo el comentario que le he escrito.

Quizá lo más destacable en el nuevo disco de David González sea la combinación de versatilidad y sutileza. El guitarrista es uno de los mejores representantes de una nueva generación de instrumentistas, músicos completos que sacan el máximo partido a las posibilidades tímbricas y expresivas del instrumento.

 

En un CD donde pasamos de Bach hasta Britten, sin dejar de tocar a  Villalobos, Dowland o Narváez observamos un prodigioso juego musical elegante y nítido, un auténtico muestrario de las posibilidades de una guitarra bien entendida, tanto en su papel solista como en plano de igualdad con la voz (el repertorio está demasiado bien elegido e interpretado como para hablar de simple acompañamiento).

 

Guitarrista yo mismo, me es imposible no tener preferencias por parte de las interpretaciones: un soberbio Bach, que quién no conozca el repertorio no intuirá jamás que procede de un original violínístico; un Renacimiento español e inglés tocado con un perfecto dominio del espíritu contrapuntístico; un Britten que está destinado a convertirse en versión de referencia para guitarristas futuros.

 

En resumidas cuentas: si hubiera que elegir un único álbum con el que mostrar las posibilidades de un gran instrumento en manos de un excepcional instrumentista, éste sería un firme candidato.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2012/01/nuevo-disco-de-david-gonzalez/

4 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Pablo

    Cabrón Enrique, me he emocionado:) Ganas tremendas de escucharlo. El primero lo tengo ya transparente de ponerlo. Un abrazo y enhorabuena a ti y a todos sus maestros por ser en gran parte culpables del resultado. Pero sobre todo a él, claro

    1. CarlPhilipp

      Lo que te van a emocionar son las interpretaciones. Las dichas y la de la pieza de su hermano, que no he querido destacar para no dar impresión de que todo era demasiado positivo, que sería contraproducente. En desagravío, le dedico un artículo uno de estos días. Y eso que la pieza, estando bien, no llega a la altura de “Cromático”

  2. anrafera

    Sin lugar a dudas, esta es una emotiva y merecida entrada.
    Felicitaciones por este interesante blog, un placer haber llegado aquí a través de 20Blogs.
    Cordial saludo.
    Ramón

  3. Pablo Goikoetxea

    Pues tenías razón Enrique. Me ha emocionado. Me parece increíble. Qué discazo. Alucinado estoy.

  1. ARTÍFICE: escribir para guitarra en el siglo XXI. Una opinión (1) » Potsdam 1747

    […] escribiendo para guitarra, un poco a marchas forzadas. El caso es que David González, del que ya se habló en este blog, me pidió, hace ya algún tiempo que le escribiera una obra para el instrumento que […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: