«

»

Ene 16 2012

Imprimir esta Entrada

Agudeza y Clave de Ingenio (4)

Hacía ya días que no comentaba nada sobre mi composición del concertante de clave para Alfonso Sebastián Alegre. Por un lado hago mal, porque por escrito se centra uno más en las reflexiones. Por otro, llevo varios días escribiendo notas como un poseso.

El concierto, creo, va bien. Tuve un no-tan-pequeño parón por causas que, a posteriori, me resultan obvias. Pensé en comenzar con texturas y gestos que se relacionaran con allemandas, los lentos de las oberturas a la francesa, y obras en general de las que en el Barroco sentaban las bases para el resto de la pieza. Me gustaba lo que hice, pero no acababa de satisfacerme.

Viendo que no podía continuar, decidí ir avanzando en mi segunda idea: realizar el análogo de una invención. ¡De ninguna forma en lenguaje barroco, ni siquiera con un contrapuntismo cambiado de época!

Y entonces todo se aclaró: tal y como yo entiendo la invención (que es de forma muy distinta a como se suele entender), el comienzo sirve espléndidamente para, por así decirlo, marcar cuáles son las reglas del juego, cuáles son los elementos del lenguaje con que se va a trabajar. La invención no diré que salió casi sola, pero anduvo cerca. Y, marcados los elementos del lenguaje, la sección que compuse antes cobraba pleno sentido. He invertido pues el orden de ambas secciones y ando bastante satisfecho. Nos acercamos a los seis minutos de música, la mitad o algo más de lo que será la duración total.

Mañana, día de revisión y perfeccionamiento de algunas partes que me gustan demasiado como para no gustarme más (algún alumno o exalumno reconocerá la frase).

Finalmente, y no sin dolor, he renunciado al vibráfono. La combinación me parece espectacular, pero habrá que intentar hacer un concierto que sea fácil que se toque en muchos sitios.

Comentaré algo más: problema de dinámicas aparte, cinco instrumentos se me hacen poquísimo para equilibrarse con un clave. Bueno, quién sabe si alguna vez habrá ocasión de volver a escribir y contrapesarlo con una orquesta.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2012/01/agudeza-y-clave-de-ingenio-4/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: