«

»

Dic 28 2011

Imprimir esta Entrada

Agudeza y Clave de Ingenio (3): agudeza

20111229-174016.jpgMe esta rondando por la cabeza la posibilidad de que el título definitivo de esta obra sea Agudeza, o, al menos, que esté relacionado con dicho término. Pero supongo que será mejor que me explique.
Alfonso Sebastián Alegre, solista que será de este concierto, en su muro de Facebook comparte, día sí, día también, definiciones del Tesoro de la lengua castellana o española, de Sebastián de Covarrubias. Dicho así parecerá quizá una publicación seca y académica. Hace falta el ingenio de Alfonso y del resto de sus contertulios para que se convierta en el travieso y risueño espacio que suele ser.
Puestos a escribir un concierto para Alfonso, parecía obvio hacer referencia a Covarrubias. Además tanto él como Alfonso comparten el nombre de “Sebastián” (mucho he pensado en llamar a la obra “concierto asebastianado”, pero temo la crónica falta de sentido del humor de la música en España).

En un mundo pues filológico y hasta lexicográfico parecía encajar con facilidad mi gusto por la invención (recordemos que el término proviene de la retórica), y por los análogos de la misma.
Pero el caso es que algo no me acababa de encajar. El mundo hispano de la época de Covarrubias no se caracteriza por una retórica clásica. Hizo falta que tropezara ayer con la Agudeza y arte de ingenio de Baltasar Gracián para que me diera cuenta de que el ingenio chispeante, el malabarismo de conceptos, la brillantez, son mucho más afines a nuestro país que las prácticas clásicas. Y, si a eso vamos, sospecho que a Alfonso.
Quizá lo que más me atrae de pensar en agudeza, en lugar de invención es que, por lo menos en la versión de Gracián, es retórica que responde a una práctica previa, y no a una serie de reglas prefijadas.
Dice la Wikipedia (estoy en un autobús y es la biblioteca a la que puedo acceder):

Para la filosofía de Gracián, las esferas de actuación de las dos potencias de la persona son ingenio y juicio. Si el juicio aspira a la verdad, el ingenio tiene como objeto además la hermosura. Así, la agudeza sería el procedimiento mental que encuentra una correspondencia entre dos sujetos (objetos, según la denominación de Gracián). Cuando esa conexión se materializa en el discurso, nos encontramos ante el concepto. El concepto sería la concreción en una idea de la potencia o capacidad para la agudeza.
Posteriormente, y aplicando estas premisas al objeto literario, Gracián analiza y clasifica los distintos tipos de conceptos y agudezas existentes. Distingue tres clases de agudeza: de perspicacia, que tiene por objeto la verdad útil; de ella ya ha hablado en el Oráculo manual y arte de prudencia. Un segundo tipo es la agudeza de acción, objeto de sus tratados El Héroe, El Político y El Discreto. El fin primordial del tratado que comentamos es la agudeza de artificio, cuyo objeto es la belleza estética e ideológica, la sutileza, producida por el ingenio.

Aún tengo que decidirme, pero, como mínimo, esto me está ayudando a centrar mis ideas musicales.
Por lo demás, las novedades son que me ha parecido necesario meter un vibráfono (todos los instrumentos menos el clave, hasta ahora con intervenciones ligeras), que me parece que hermosea muchísimo la sonoridad y que dudo de si, en obvio homenaje a Falla y su concierto, además de por correspondencia temporal con la mayoría de los arriba citados, hacer alguna alusión a De los álamos vengo, madre. La tengo escrita, pero tan pronto me parece obvia como me da pena desaprovechar un merecido homenaje a don Manuel.

Ah, y van cosa de dos minutos y medio.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/12/la-invencion-de-covarrubias-3-agudeza/

1 comentario

  1. Adela Bueno

    Querido Maestro:

    Como disfruto su manejo del lenguaje y su mente pensante y creativa. Es una delicia escucharlo, tanto en su Musica (perdon pero en mi maquina por alguna razon desaparecieron los acentos), como sus alocuciones y elucubraciones.
    Mil gracias por compartir su ingenio e inteligencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: