Nov 26 2011

Sinclinales (3)

Ester me formula una serie de preguntas sobre mis sinclinales. Paso a responderlas.

 

1 ¿Qué diferencias hay entre un sinclinal y una gama? ¿Y entre ambos y un modo? ¿Sería posible algún ejemplo?

Cito del escrito léXXIco, disponible en estas mismas páginas.

 

gama

sistema de selección de sonidos basado en aplicar una determinada interválica en forma recurrente. Por ejemplo, George Crumb emplea una gama basada en su “acorde místico”, que se compone de quintas justas y tritonos alternativamente (puede empezar por la quinta justa o el tritono). Así, comenzando desde la nota Do, y con un tritono, nos daría Do, Fa# Do# Sol. Re. LaB…

modo:

Un modo es un conjunto de sonidos seleccionados, jerarquizados sobre uno de ellos en concreto. Así, una escala dada puede contener al menos tantos modos como notas tenga la escala. En este sentido, los llamados modos de Messiaen, puesto que no necesariamente están jerarquizados, no son propiamente modos, sino escalas de un tipo muy especial. Por el contrario, es posible que en una escala concreta tengamos posibilidades de jerarquizar los mismos sonidos de dos o más formas diversas. En este caso, pese a la identidad de los sonidos y los polos, hablaríamos de dos modos distintos o, al menos, de dos utilizaciones diferentes del mismo modo.

 

Así pues un modo nos daría siempre el mismo conjunto de sonidos. La gama nos daría un criterio de selección de sonidos basados siempre en la misma semilla interválica. Las sinclinales buscan afinidades en tipologías interválicas —interválicas sólo por ahora, aún me falta por contar— y pueden y deben manifestarse en formas siempre variables.

 

Aprovecho para decir que he creado una wiki sobre vocabulario musical. wiXXI. Mis múltiples obligaciones me han impedido hasta ahora implementarla del todo e ir añadiendo contenido, pero espero hacerlo durante este curso. Sois bienvenidos a colaborar.

2 ¿Cómo funciona y con qué criterios la regla de excepción? ¿Cuánta excepción cabe en una obra sin dañar la comprensibilidad de la técnica?

La regla de la excepción es para mi un mecanismo de autovigilancia. Como profesor que soy conozco muchas técnicas, y tengo la certeza de que sin salirse de una técnica determinada es posible hacer grandes obras… …y auténticos desastres. Temo abonarme a una técnica concreta y, sabedor de que la cumplo a rajatabla, confiar en el resultado sonoro sin valorarlo previamente. Además, la historia nos demuestra que las expansiones de una técnica vienen de introducir elementos extraños a ella y bregar con ellos. Por eso me impongo la obligación de cada poco tiempo (no es mensurable, depende de qué esté haciendo, puede ser cada pocos compases, cada pocas notas o cada pocos ritmos) introducir un elemento extraño (una nota que no pertenece a la técnica que esté usando, un timbre nuevo…), reobservar la música e integrar este elemento. Es bastante incómodo, pero me ha dado resultados que juzgo sorprendentes. A tu segunda pregunta, confío que no te moleste que te diga que me trae sin cuidado. Si alguna vez necesito hacer un ejemplo de libro de texto de las sinclinales, lo haré. Entretanto me preocupa más la comprensibilidad y buen funcionamiento de la obra que el de la técnica, que no deja de ser un medio para un fin.

Voy a añadir que la regla de la excepción me es muy práctica y productiva. Pero que no recomendaría a nadie que la usara si no siente una profunda necesidad de ello.

3 ¿Pueden usarse a la vez varios sinclinales distintos?

Yo así lo hago. La flexibilidad de las sinclinales permite, sin gran esfuerzo, transformar uno hasta que se aproxime a las características de otro y luego permutarlos. O, con una clara comprensión de lo que se pretende en cada uno. superponerlos. Pero el sólo hecho de haber “inventado” las sinclinales no me convierte en el juez de cómo deben usarse. Sólo de cómo las uso yo.

4 ¿Es posible utilizar simultáneamente sinclinales junto con otras técnicas como una serie, por ejemplo?

Palabra por palabra, la respuesta anterior.

5 ¿De qué manera se usan los sinclinales en sentido armónico (construcción de agregados)? ¿Y en sentido diagonal (de de confesar que no sé exactamente qué quiere decir eso de diagonal…)?

Comenzamos por la diagonalidad. El mundo lineal y el polifónico se atienen a un mismo tipo de criterios (ej: melodía pentáfona sobre una textura pandiatónica también pentáfona). En un caso así, cada factor influye al otro, por lo que más que de un comportamiento horizontal o vertical cabe hablar de diagonalidad. Las sinclinales, no por características intrínsecas, sino porque yo así lo quiero, las uso siempre en sentido diagonal. En un artículo posterior trataré con detalle algunos procedimientos.

6 Me encantaría conocer “piezas históricas” que hayan usado esta técnica de los sinclinales. ¿Ha existido alguna evolución hasta esta práctica?

Las sinclinales son invento mío, aunque hay, naturalmente, técnicas afines. En el artículo anterior quise decir que algunas piezas históricas, incluso tan antiguas como el barroco hacen uso de criterios de afinidad interválica, más que de identidad interválica, lo que las convierte en avales para el uso de mi técnica. ¡No me tengo por tan importante como para haber tenido precursores!

7 ¿Es posible utilizar este concepto de los sinclinales para regular el aspecto rítmico (o cualquier otro) de una obra?

Me conformaré con un escueto “sí”. Escribiré al menos un artículo más sobre las sinclinales, y allí lo trataré con algún detalle.

 

Muchas gracias, Ester, por tu interés. Y el de todos los demás que estéis siguiendo esta serie.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/11/sinclinales-3/

2 comentarios

    • Ester on 26 noviembre, 2011 at 15:42
    • Responder

    Guauu…

    Muchísimas gracias. A la espera me mantengo de más información.

    • Avery Rupalanite on 23 diciembre, 2011 at 12:19
    • Responder

    Este aprendizaje determina completamente un modo de comportamiento respecto a una práctica, y ello se define como el seguimiento de una regla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: