«

»

Nov 09 2011

Imprimir esta Entrada

Cómo se hace una invención (2B). Trabajo motivico-tematico (B) Pferdschenmusik.

Previo

Comenzaré manifestando mi pesar porque esta subserie (la del trabajo motívico-temático) se va a hacer necesariamente larga, al menos dos capítulos más. Ya que me pongo a escribirla, la quisiera diáfana y clara, lo que implica muchos ejemplos musicales… …y sus grafismos. Se me da mal el trabjo con gráficos y eso me enlentece. Pero ya estoy viendo que el trabajo que haga será útil para mucho más que la invención y no voy a alicortarlo.

Otro previo

Recuerdo de mi infancia que los profesores de cierta edad solían tener resúmenes muy cortos de cosas muy complejas. Y que eran terriblemente útiles. Quizá esté alcanzando esa cierta edad. Cada vez más invoco con mis alumnos la regla número uno: aplicar el resto de reglas con sentido común. Encuentro que, sabiendo los porqués de las reglas, los casos particulares y excepciones se hacen evidentes y ahorran páginas de subreglas farragosas. Desde ya advierto que mi contribución más personal y quizá más útil , tanto para el trabajo motívico temático como para la invención en sí, va a ser esa aplicación del sentido común, tener claridad en qué es lo que pretendemos. Le dedicaré capítulos completos. Ya me contaréis.

Pferdschenmusik

 

Tanto el capítulo anterior como los siguientes, carecerán de sentido si no logramos comprender su utilidad. Para ello, usaremos un viejo cliché de mis clases, el tema que aparece en la anterior partitura y que podéis´escuchar aquí que podéis escuchar aquí. Comienzo por contaros que ni siquiera yo estoy tan loco como para que el tema me guste: recuerdo con claridad que lo comencé a usar en clase un día en que no lograba que ni uno de los temas clásicos que proponía resultara conocido por la mayoría de los alumnos.

Comentábamos previamente que necesitamos unidad en la música, crear la sensación de que la obra es continuamente la misma, y no una serie de fragmentos ensamblados con mayor o menor habilidad.

Aplicando el ars cisoria (será materia del próximo capítulo), encontramos que este tema se puede descomponer en los siguientes motivos:

Haciendo libre uso y recombinación de los mismos podemos lograr:

Que suena así. O

Que suena de esta otra forma.

O algo como esto.

Que suena así.

Son músicas nuevas, melodías nuevas que vienen, siguiendo procedimientos que explicaré en el próximo capítulo, de la insignificante Pferdschenmusik (“Música de los caballitos”). Pero el que un procedimiento, hasta ahora teórico, permita inventar músicas nuevas sobre una dada, aún no es suficientemente interesante. Debe lograrse que su utilidad se haga evidente. El criterio sería que las nuevas músicas que así logremos sean en alguna medida compatibles, asimilables, al tema del que se generan.

Pero dicho así, siendo cierto, puede resultar escasamente claro. Preguntaros lo siguiente. Lo que ahora vine, ¿suena natural?, ¿parece encajar, sin fisuras, con lo anterior?. Adelanto que mis mayores satisfacciones cuando explico esto improvisando al piano (instrumento que no se tocar, como mis alumnos certificaréis), son cuando algún alumno duda de que lo esté inventando, cuando me dice que está seguro que lo que yo aporto es parte de la obra completa: pues esa sensación queremos dar.

Suena así.

Si lo que habéis escuchado suena coherente, suena útil, suena necesario, estaís preparados para los dos siguientes artículos, en que iré desvelando las técnicas.

 

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/11/como-se-hace-una-invencion-trabajo-motivico-tematico-b-pferdschenmusick/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: