Oct 22 2011

De buen nacido

No sé qué he podido hacer en esta vida tan sublimemente bien para que el maestro Enrique Blanco decida concederme este status de “autora” que mi perfil ostenta y del que mi ego presume. Estoy rebosante de orgullo (de auto-orgullo, mejor dicho) y gratitud.

Llevo ya años viendo y leyendo el antiguo blog de Enrique, siempre desde fuera, con respeto y casi siempre entre las sombras, con una ligera mezcla de curiosidad musical, cultural y, por qué no decirlo también, personal. Aún recuerdo la primera vez que me crucé en el camino virtual de este blog. Caprichos del universo, coincidió con el día en que me crucé por primera vez con el propio Enrique por las misteriosas sendas de Tahonas Viejas.

Temo un poco reconocer que no fui una de sus mejores alumnas, en cuanto a lo puramente “armónico”, pero gracias principalmente a la red (y en particular al todopoderoso Facebook), he bien-aprendido otras mil joyas que seguramente nunca tengan hueco en programa académico alguno.

Como por arte de birlibirloque he ido a parar a este nuevo, en apariencia y en espíritu, blog. Me dicen que cuando los músicos nos reunimos acabamos enzarzados en alguna enrevesada (o trasnochada) conversación musical. Y sé que por aquí rondan y rondarán grandes expertos en la materia.

Me han invitado a escribir, y escribiré (lo prometo), pero siento que mi altura no sea la misma que la de estos consumados expertos. Y “lo siento”, pero no en el sentido que esperáis. No me apena nada de nada, simplemente tengo la sensación, creo, lo siento en el aire, casi firmaría, que mi propia altura va a ser divertida de contar. No tengo voz ni buen voto para adentrarme en análisis musicales puros (Enrique es el maestro, no lo olvidemos). Pero conozco este mundillo, las personas que lo habitan y casi todo lo que se mueve por la trastienda musical.
Y de eso… me encanta hablar.

Nos leeremos pronto.

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/10/de-buen-nacido/

3 comentarios

  1. Bienvenida, Ana. Un placer para Potsdam leerte por aquí. ¿Que qué pintas aquí? Lo que quieras. Los músicos venimos en muchos tamaños, formas, envases… …y niveles de formación y grados de experiencia. A mí, en FaceBook, me has enseñados luganos cosas y hecho acordar de otras cuantas. Seguro que otros músicos aprecian tenerte por aquí.

    1. Por cierto: quedarías mejor con una foto. O pones una en Gravatar (siempre es útil) o dime cual te pongo. Y tú verás si no quieres que tu información de perfil en este blog no sea más seria de la que te he puesto.

  2. Quiero añadir esto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: