«

»

Oct 31 2011

Imprimir esta Entrada

Cómo se hace una invención (1). Generalidades

Preámbulo. Las invenciones en Bach. Retórica. Forma musical. Pedagogía.

Las invenciones representan en nuestro país, dentro del terreno de la enseñanza de la composición, un territorio que, a pesar de ser cada vez más transitado, sigue, en mi opinión, siendo un desconocido. Opiniones, como la cierto ilustre colega mío en el sentido de que “una invención a dos voces consiste en inventarse algo a dos voces” (sic) no representan en este sentido ayuda alguna. Y que las invenciones deban ser vistas en Fundamentos de Composición (son necesarias para el ingreso a Grado Superior en algunos conservatorios), años más tarde en segundo de Contrapunto y sean tocadas por pianistas bastantes años antes de esto no es algo que ayude ni a situar su importancia, ni, sobre todo, su utilidad.

Bach concibió las invenciones como un elemento de enseñanza interpretativa y compositiva, como nos revela su dedicatoria; “Honesta guía que enseñará a los que aman el clavecín, y especialmente a aquellos que desean instruirse en él, un método sencillo para llegar a tocar limpiamente a dos voces y, después de haber progresado, ejecutar correctamente las tres partes obligadas. A su vez, aprenderán no sólo a crear nuevas ideas sino también cómo desarrollarlas; y sobre todo, a conseguir un estilo cantabile mientras obtienen una buena muestra de composición.” No nos olvidemos entonces de que pretende enseñarnos no sólo a tocar, sino a componer. Y, por eso mismo, no convirtamos la enseñanza en simplemente imitar invenciones, sino saquemos conclusiones de las mismas.

No es ahora el momento de discursear sobre el muy interesante tema de la retórica en Bach. Baste, por ahora, asegurar que gran parte de la terminología musical de la época viene de la retórica. En este sentido es interesante y revelador saber que en esta disciplina inventio consiste en la búsqueda de ideas y emociones adecuadas para la correcta presentación del mensaje persuasivo.

Visto así el trabajo de componer invenciones se vuelve muchísimo más productivo. Se trata, en última instancia, de un trabajo de exploración temática, con mucho de dispositio (otro término retórico que representa la disposición de las ideas, la forma musical en nuestro caso).

Examinando el trabajo de invenciones desde esta perspectiva, podemos contestar claramente a una de las objeciones más frecuentes a la hora de enseñar invenciones: Bach sólo escribió 15 a dos voces, y muchos alumnos sienten que no son, por ello, obras representativas. Sin embargo, la combinación de ideación y disposición de las ideas es algo esencial para la práctica totalidad de las obras de la historia de la música.

Por ello practico en mis clases, y me atrevo a sugerir a cualquier interesado en enseñar este tema, una gran incidencia en cómo elaborar las ideas, más que centrar el tema en cada elaboración concreta, y una reflexión profunda sobre la forma en las invenciones, tema que suele ser soslayado.

En esta serie, que preveo moderadamente larga, haré hincapié en todos estos aspectos. Junto con una propuesta de obras que ni son a dos voces ni son bachianas pero que muy bien podrían entenderse como afines, por la semejanza de Inventio y Dispositio con las practicadas por el Kantor.

Termino con una idea de Rafael Eguilaz que confío que algún día lleve a cabo. Suponer que las invenciones son los ejemplos musicales de un tratado de composición que Bach olvidó escribir.

Pronto empezamos con la técnica de escritura. Afilad los lápices.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/10/como-se-hace-una-invencion-1-generalidades/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: