«

»

Ago 13 2011

Imprimir esta Entrada

Kalí, para orquesta de flautas, piano y recitador.


Nada mejor puedo decir de esta obra que las amables palabras que le dedica Jaime Martín:

“Kalí”, para doce flautas, piano y recitador, escrita en 1991, forma parte de la trilogía “Shakti” (“esposa”): “Kali” + “Inanna “+ “Ratri”. La esposa de Shiva, Devi, recibe muchísimos nombres en la mitología hindú. Kali (“la negra”) da pie al título de esta obra , Durga (“la inaccesible”) y Karala (“la espantosa”) a los de sus dos movimientos.

“Kali” figura entre las obras que el propio maestro reconoce como más significativas que además del lugar que ocupa en su catálogo, ha ejercido una influencia como punto de referencia importante en su posterior obra. También es citada por él como su segunda obra importante.
La diosa oscura
Devi, la esposa (“shakti”) de Shiva, recibe muchísimos nombres en la mitología hindú. Kali (“la negra”) da pie al título de esta obra; Durga (“la inaccesible”) y Karala (“la espantosa”) a los de sus dos movimientos. El compositor explica su interés en este mito de la triple diosa debido a su universalidad, pues hay equivalentes en todas las religiones:
El autor explica su interés concretamente en el mito de la triple diosa “debido a su universalidad, pues hay equivalentes en todas las religiones y en general en todos los sistemas de creencias (entendamos por tal el conjunto de mitos que enfocan la visión del mundo de una persona; en este sentido la afición —por ejemplo— a un equipo de fútbol, puesto que genera pasiones, odios, convivencia con correligionarios, comentarios racistas y esfuerzos de superación personal y social sería un sistema de creencias, aunque uno que me interesa poco), sean o no religiosos. Un estudio larguísimo que hice en su momento encuentra la triple diosa en los cómics, los culebrones venezolanos, las series de TV. De aquí que el esquema que sigue incorpore actrices y podría incorporar personajes varios de todo ámbito (por ejemplo Pícara de la patrulla X como la Doncella, Jane Grey como la Madre/diosa del amor, la Reina Blanca como una interface entra la madre y la vieja, Destino como la vieja).”
Esta es una primera aproximación elemental, en la que ya se advierte la transformación de una aspecto en otro de la triple diosa. Los tres aspectos son también tres momentos, pues Kali parece derivar de kala = tiempo.
Kali (“la negra”: una de las lenguas del dios Agni, el fuego) también significa “la que todo lo abarca” pues tanto el tiempo (kala) como el negro son infinitos: el negro es suma y a la vez desaparición de todos los colores (Mahanirvana Tantra: “todos los colores desaparecen en el negro, todas las formas y nombres en Kali”).
“Ratri” (“la noche”), para piano, fue escrita primero, y evoca el mundo de la primera de estos aspectos (el mundo de la doncella). Inanna, para soprano y grupo instrumental, vendría después.
“Kali” tiene dos movimientos: “Durga” y “Karala”. Durga (la inaccesible) es “asesina de demonios” y de su frente surge Kali.
Los occidentales, acostumbrados a dioses y demonios polarizados en la bondad y la maldad absolutas respectivamente, tienen dificultades en entender la adoración hindú a deidades tan complejas. Para ellos, la sabiduría consiste en aprender que las monedas tienen dos caras, la muerte y la vida no pueden existir la una sin la otra. Kali es la maestra de la muerte, es la madre del tiempo y por tanto también la destructora del mismo. A la vez puede ser virgen y amante celestial; esposa complaciente y amazona independiente…
El interés en Kali desde una perspectiva artística musical está más que justificado por su relación explicada con el tiempo, la creación (su principio femenino) y la destrucción, el conocimiento y la sabiduría. La imagen de Kali enseña que el dolor, la tristeza, las caídas, la muerte y la destrucción no se pueden superar negándolas o evitándolas, sino que están incrustadas en la textura de la vida humana de tal modo que negarlas es totalmente fútil. De modo que la aceptación de la muerte es el modo de estar en paz con los dioses. Una vez conseguido esto, el hombre es capaz de cantar, bailar y gritar con Kali. Kali no nos da la inmortalidad, sino que pretende ser nuestra compañera en la mortalidad…”

Añade Jaime:

  • 1) el carácter de invocación no literal a la diosa que nos acerca a los recitados védicos, especialmente los dedicados a Kali entre los mantras sánscritos:
    • Om hrim shrim krim parameshvari kalike svaha
    • (Gran diosa Kali, por el poder de tu naturaleza que todo lo penetra y perfección suprema, Tú que eres el misterio de la vida, muerte y regeneración, somos uno contigo)
    • Om asatoma sad gamaya Tamasoma jyortiggamaya Mrityorma amritam gamaya
    • (De la mentira a la verdad llévanos, de la oscuridad a la luz llévanos, de la muerte a la inmortalidad llévanos)
  • 2) la referencia a las guerras. El compositor reconoce el impacto de la situación bélica en Irak (guerra del Golfo) durante la composición de la obra. Debido a ello, E:B. manifiesta que el carácter de la diosa en el primer movimiento se modificó de un aspecto más academicista a algo más tangible y real.

Yo hubiera sido incapaz de decir más en menos tiempo: gracias, Jaime.
La obra está interpretada por la Orquesta de Flautas de Madrid, bajo la dirección de Salvador Espasa.
Y me permito añadir otra cita, ésta de Terry Pratchett:

¿Qué puede esperar la mies sino importarle al segador?

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/08/kali-para-orquesta-de-flautas-piano-y-recitador/

2 comentarios

  1. JaimeMartin

    India, músicas y lenguas, antiguas y muchas…

    Los datos salen de unas cuantas páginas de Wikipedia, pero vale para hacer un trabajillo introductorio a los estudiantes de 1º de sánscrito…a mí me lo han pedido en uno que no es de sánscrito y lo comparto con vosotros en honor a la diosa Kalí.

    En la India, junto con Mesopotamia, Egipto, Oriente Medio y quizá China, se desarrollaron algunas de las civilizaciones más antiguas del mundo. Sufrió también grandes invasiones y conquistas como la persa, la mogol o la británica. Su población es enorme. Por todo ello su historia y realidad lingüística es enormemente rica y compleja. En la actual república la división política, que data de 1956, está basada en la lengua. Por todas esas razones, creo que este país es uno de los más complejos del mundo en todos sus aspectos culturales: lenguaje, ciencia, arte, sociedad… y por supuesto música.

    Aquí voy a hacer un pequeño resumen sobre aspectos lingüísticos… si alguien se anima, pasamos pronto a los musicales, pero no estaría mal aunque no seamos eminencias en sánscrito jugar un poquito con palabras muy elementales, seguro que aprendemos cosas… cuando conocí los ragas y talas (por Danielou, claro; nunca estuve allí :(), cada palabra tenía tal misterio que necesitaba buscar sus orígenes, algo así como cuando te cuentan por primera vez lo de los modos griegos y buscas a ver qué carácter tenían los dóricos, los jonios o incluso los mixolidios :).

    La población actual de la República de India, cuyo nombre oficial Bhārat Gaṇarājya deriva del mítico rey Bharata, es de más de 1200 millones de habitantes. A esa inmensa población se suman para la complejidad lingüística la influencia de 4 religiones originarias (hinduismo, budismo, jainismo y sijismo) y otras 4 importadas (zoroastrismo, judaísmo, cristianismo e Islam). El nombre Buda es también sánscrito (Bauddha) y significa “el iluminado”, referido a Siddharta Gautama.

    La civilización del Valle del Indo, desde 5.500 a.C. aprox., se ubicó en el moderno Pakistán y N.O. de la India. Esta civilización es la primera conocida que usa el sistema decimal. Hasta la conquista por Darío, se sucedieron las de Harappa y la védica o indo-aria en el Indo, y la del valle del Ganges. De la védica se conservan los textos más antiguos en lenguas indoeuropeas, los Vedas, escritos en el llamado sánscrito védico, del cual derivan las lenguas modernas indoeuropeas o indo-arias. El mismo nombre del río Indo, de la India y de la religión (el término farsi “hindú”) derivan del sánscrito “sindhu”. El Ramayana y el Mahabharata fueron escritos en sánscrito también.

    Por otro lado están las 73 lenguas dravídicas, de origen algo más reciente pero muy antiguo igualmente, habladas por casi 200 millones de personas en el Sur de India y Sri-Lanka. Las más importantes son el telugú, el kannada y el tamil. Su oscuro origen no es indo-ario. El tamil se ha revitalizado en una cultura antibrahmánica que se opone al sistema de castas y relaciona al sánscrito con él. Los tamiles son casi 80 millones, la mayoría hinduistas. Quizá alguno recuerde a los Tigres Tamiles que llevaron el conflicto a la política allá por los 90.

    Otra lengua dravídica importante es el telugú, hoy mutuamente influyente con el sánscrito. Antes literario y elitista, hoy ha ido entrando en los medios. La música carnática (del S. de la India) se canta en kannada y telugú. A diferencia de la carnática y la musulmana, la música del N. de la India o hindustana es sobre todo instrumental.

    Modernamente, el dominio británico sobre la India fue imponiendo el inglés en la administración, y el predominio mundial del inglés lo ha extendido en los medios y en la Academia.

    La República de la India tiene 28 estados y 7 territorios. La base de esta división es lingüística. ¾ partes de la población india se expresa en lenguas indo-arias derivadas del sánscrito, como el hindi y el urdu que es la lengua oficial de Pakistán; el otro 1/4 habla lenguas dravídicas. Hay más lenguas aún, de las familias austroasiática y tibeto-birmana. La lengua más hablada y la oficial de la República es el hindi. Las diferencias entre hindi y urdu están solamente en la escritura, pues el hindi usa un alfabeto indostánico, el devanagári, mientras que el urdu emplea un derivado del alfabeto árabe. El hindi ha sufrido un proceso de “sanscritización” o erradicación de cultismos farsi-árabes abundantes en el urdu. Pero en la vida cotidiana el hindi y el urdu son muy similares y la inteligibilidad mutua es muy alta, hasta el punto de que se les considera variedades de un mismo idioma.

    El inglés tiene status de lengua oficial subsidiario. Cada estado y territorio tiene su propia lengua oficial hasta un total de 21 reconocidas en la Constitución, entre ellas el bengalí, también oficial en Bangla-Desh; el cachemiro, el nepalí o el sindhi o las consideradas como “clásicas”, como el propio sánscrito, urdu, tamil, kannada o telugú.

    Además de todas estas lenguas, se hablan en India más de 1672 dialectos reconocidos.

    1. CarlPhilipp

      Hola, Jaime. Muy interesante arículo, Kalí y yo lo agradecemos. Deseando las etimologías musicales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>