Ene 02 2011

Geodas: un homenaje a Luis de Pablo



En el año 2000, por iniciativa propia (o sea, sin encargo) compuse una pieza para festejar el septuagésimo aniversario de Luis de Pablo. Es la única pieza que me he atrevido a escribir para piano solo. Tengo con el instrumento una relación de odio cordial y amor picajoso. El barroco en piano me parece desaprovechamiento de barroco y de piano. El clasicismo en piano, casi igual. Es con el romanticismo que el instrumento encuentra su voz. Y son Debussy, Bartok y epigónos (instrumentalmente hablando) los que le dan al piano un sonido maravilloso para mis oídos. Dadme Messiaen, dadme Takemitsu. Siempre odié la idea de escribir para piano pensando en los dedos en lugar de en el sonido (que es lo más frecuente, es lo malo de un instrumento que puede tocar casi todo, que pocas veces se le hace lucir). Por eso, en la pieza he hecho algunas de mis mejores escrituras, y de mis sonoridades más bellas (no pienso pedir perdón porque me guste mi música). Tocable. Lucida. Difícil de narices. A ver si alguien se anima.
La pieza es delicada, sobre todo en el primer movimiento. Requeriría un auténtico piano. Y mi máquina, por algún ignoto duende informático, se niega a tocar los compases 25, 26 y 27 del segundo movimiento.
La partitura puede encontrarse aquí.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2011/01/geodas-un-homenaje-a-luis-de-pablo/

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. maravillosa! difícil de narices realmente! lo de los compases 25 26 y 27..pues uso sibelius también..y el toca lo que le da la gana…a los duendes de mi ordenador les encanta comerse los glissandos… gajes del oficio.
    De nuevo, maravillosa obra, y feliz 2011!
    Joaquín

  2. maravillosa! difícil de narices realmente! lo de los compases 25 26 y 27..pues uso sibelius también..y el toca lo que le da la gana…a los duendes de mi ordenador les encanta comerse los glissandos… gajes del oficio.
    De nuevo, maravillosa obra, y feliz 2011!
    Joaquín

  3. maravillosa! difícil de narices realmente! lo de los compases 25 26 y 27..pues uso sibelius también..y el toca lo que le da la gana…a los duendes de mi ordenador les encanta comerse los glissandos… gajes del oficio.
    De nuevo, maravillosa obra, y feliz 2011!
    Joaquín

  4. Muchísimas gracias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: