Algo sobre el eclecticismo

A tenor del anteriormente anunciado curso sobre George Crumb, se me ocurren algunas reflexiones sobre el eclecticismo en música.
Se suele denominar eclecticismo a una corriente que consiste en tomar elementos de los muchos lenguajes musicales que se han dado en el siglo XX. A priori, por supuesto, parece una buena idea. Lamentablemente muchos autores que han hecho uso de esta idea lo que hacen es juntar de forma indiscriminada elementos inconexos y yuxtaponerlos sin mayor lógica ni belleza. Algo muy similar a pensar que, si los helados son buenos y también lo es la sopa, cabe sin duda combinarlos.
Muy de otro orden es el eclecticismo de Crumb. Es típico en sus obras que cada fragmento tenga características técnicas muy diversas, siempre dentro del conjunto de cada movimiento con toda coherencia. Incluso así, cabría pensar que el resultado en su conjunto debería quedar excesivamente variopinto. Lejos de ello, el gran espíritu de inquisitividad tímbrica que caracteriza al autor unifica en forma más que suficiente el resultado sonoro total.
Ya tendré ocasión de hablar de la tremenda ingenuidad —que viene en este caso de ingenio, no de simpleza— de la que hace gala el autor.

2 comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.