«

»

mar 30 2005

Imprimir esta Entrada

Variaciones (3): tipos de variación

Se expone brevemente el procedimiento para realizar variaciones que no dependen del ostinato y se facilitan algunos ejemplos.


Las hasta ahora vistas variaciones sobre ostinato responden a la más sencilla de las posibilidades: la de dejar el tema como “fondo” sobre el que va a irse produciendo música siempre nueva. De esta manera el tema aporta unidad y los elementos añadidos, variedad. incluso así, hablé en el artículo de que “cabe también la posibilidad de que el ostinato se reinterprete y rearticule”. Eso nos aproxima a otro tipo de variaciones, quizá más conocidas.
Este otro tipo de planteamiento no tiene un nombre especial. Consiste, básicamente, en respetar el perfil del tema —es decir, los rasgos que lo hagan más reconocible, que pueden variar para cada compositor— y rearticularlo, añadiendo elementos nuevos que aporten, deseablemente, una identidad y personalidad nueva para cada variación.
Hablar de los tipos de variación sería tan ocioso como intentar, por ejemplo, definir los diferentes tipos de rostro humano: una tarea inabarcable y sin provecho. Con todo, y sólo con la intención de ejemplificar y adquirir un vocabulario común con el que poder comentar obras, voy a dar una lista completamente arbitraria. Quede claro que es necesariamente incompleta, y que, como es lógico, los diferentes tipos de tratamiento se solapan entre sí.
Como de costumbre, los ejemplos están básicamente improvisados, y la validez que tengan apunta más a su claridad que a su belleza: ciertamente si desease hacer unas variaciones elegiría otro tema y además lo emplearía completo.
vari01.jpg
Hacer click para escuchar.
Un primer tipo de variación sería la que podemos llamar ornamental, que consistiría en añadir notas al perfil melódico principal intentando mejorar la melodía o al menos darle un carácter nuevo.
vari02.jpg
Hacer click para escuchar.
La ornamentación podría llegar a producir una melodía incluso muy diferente. No es problema en tanto se proporcionen al oído los elementos suficientes para que reconozca el parentesco con el tema. Por el contrario, está en el más puro espíritu de esta forma musical.
vari03.jpg
Hacer click para escuchar.
Otra posibilidad sería la de reinterpretar la armonía, aportando así un grado normalmente mayor de complejidad que el original.
vari04.jpg
Hacer click para escuchar.
Cabe también la posibilidad mantener el tema incólume y cambiar la textura de su acompañamiento, a lo que podemos llamar variación textural.
vari05.jpg
Hacer click para escuchar.
Y como bien preguntó en su momento Erik, es planteable también la variación por cambio de modo, que por cierto, casi siempre añade recursos de reinterpretación armónica. Por razones que escapan al nivel que se pretende en esta bitácora, para unas variaciones en modo mayor es recurso típico para la penúltima variación o penúltimo grupo de ellas.
vari06.jpg
Hacer click para escuchar.
Existe también la variación contrapuntística, donde se relabora una contramelodía para el tema, como en el ejemplo, o se añade un entramado contrapuntístico, práctica en que Bach es maestro.
vari07.jpg
Hacer click para escuchar.
Y, por último, hablaremos de la variación por cambio de ritmo, que pienso que apenas necesita explicación.
vari08.jpg
Hacer click para escuchar.
Con estos recursos en nuestro haber, podremos en el próximo artículo enfrentarnos a unas variaciones —posiblemente El herrero armonioso de Handel— e introducir los conceptos de variaciones contínuas y grupo de variaciones. Tras ello, y cuando deseéis, se pueden analizar las variaciones que os apetezcan.

Acerca del autor

Enrique Blanco

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2005/03/variaciones-3-tipos-de-variacion/

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. erik

    muy bueno la lección.
    ¿se puede combinar en una misma pieza estas formas de variasiones explicadas en este artículo con las variasiones del bajo ostinato?

  2. Carl Philip

    Se puede, desde luego. Prudentemente, claro, para no quitar al ostinato su caracter de tal.

  3. ana luisa silva carrillo

    me gusto mucho la investigacion sobre el acompañamiento me sirvio para aprender sobre la musica

  4. solmaira

    me gustaria qu espesificaran todo lo q uno pregunta miren pregunte cuales son los factores que provocan las bariaciones y sale todo menos eso gracias ya es demaciado tarde esa tarea es para el jueves 12 05 006

  5. marmusica1

    Estos ejemplos son buenisimos, felicito al autor. Me sirven bastante en mi labor de educador.

  6. yenesys sequera

    Variaciones (3): tipos de variación
    Se expone brevemente el procedimiento para realizar variaciones que no dependen del ostinato y se facilitan algunos ejemplos.
    Las hasta ahora vistas variaciones sobre ostinato responden a la más sencilla de las posibilidades: la de dejar el tema como “fondo” sobre el que va a irse produciendo música siempre nueva. De esta manera el tema aporta unidad y los elementos añadidos, variedad. incluso así, hablé en el artículo de que “cabe también la posibilidad de que el ostinato se reinterprete y rearticule”. Eso nos aproxima a otro tipo de variaciones, quizá más conocidas.
    Este otro tipo de planteamiento no tiene un nombre especial. Consiste, básicamente, en respetar el perfil del tema —es decir, los rasgos que lo hagan más reconocible, que pueden variar para cada compositor— y rearticularlo, añadiendo elementos nuevos que aporten, deseablemente, una identidad y personalidad nueva para cada variación.
    Hablar de los tipos de variación sería tan ocioso como intentar, por ejemplo, definir los diferentes tipos de rostro humano: una tarea inabarcable y sin provecho. Con todo, y sólo con la intención de ejemplificar y adquirir un vocabulario común con el que poder comentar obras, voy a dar una lista completamente arbitraria. Quede claro que es necesariamente incompleta, y que, como es lógico, los diferentes tipos de tratamiento se solapan entre sí.
    Como de costumbre, los ejemplos están básicamente improvisados, y la validez que tengan apunta más a su claridad que a su belleza: ciertamente si desease hacer unas variaciones elegiría otro tema y además lo emplearía completo.
    Hacer click para escuchar.
    Un primer tipo de variación sería la que podemos llamar ornamental, que consistiría en añadir notas al perfil melódico principal intentando mejorar la melodía o al menos darle un carácter nuevo.
    Hacer click para escuchar.
    La ornamentación podría llegar a producir una melodía incluso muy diferente. No es problema en tanto se proporcionen al oído los elementos suficientes para que reconozca el parentesco con el tema. Por el contrario, está en el más puro espíritu de esta forma musical.
    Hacer click para escuchar.
    Otra posibilidad sería la de reinterpretar la armonía, aportando así un grado normalmente mayor de complejidad que el original.
    Hacer click para escuchar.
    Cabe también la posibilidad mantener el tema incólume y cambiar la textura de su acompañamiento, a lo que podemos llamar variación textural.
    Hacer click para escuchar.
    Y como bien preguntó en su momento Erik, es planteable también la variación por cambio de modo, que por cierto, casi siempre añade recursos de reinterpretación armónica. Por razones que escapan al nivel que se pretende en esta bitácora, para unas variaciones en modo mayor es recurso típico para la penúltima variación o penúltimo grupo de ellas.
    Hacer click para escuchar.
    Existe también la variación contrapuntística, donde se relabora una contramelodía para el tema, como en el ejemplo, o se añade un entramado contrapuntístico, práctica en que Bach es maestro.
    Hacer click para escuchar.
    Y, por último, hablaremos de la variación por cambio de ritmo, que pienso que apenas necesita explicación.
    Hacer click para escuchar.
    Con estos recursos en nuestro haber, podremos en el próximo artículo enfrentarnos a unas variaciones —posiblemente El herrero armonioso de Handel— e introducir los conceptos de variaciones contínuas y grupo de variaciones. Tras ello, y cuando deseéis, se pueden analizar las variaciones que os apetezcan.
    Enviado por Carl Philip con fecha: Marzo 30, 2005 12:23 PM
    Trackback Pings
    Dirección TrackBack sobre este tema
    http://enriqueblanco.net/cgi-bin/MT/tbsp.pl/251
    Comentarios
    muy bueno la lección.
    ¿se puede combinar en una misma pieza estas formas de variasiones explicadas en este artículo con las variasiones del bajo ostinato?
    Enviado por: erik | con fecha Marzo 31, 2005 03:58 AM
    Se puede, desde luego. Prudentemente, claro, para no quitar al ostinato su caracter de tal.
    Enviado por: Carl Philip | con fecha Abril 2, 2005 12:30 AM
    me gusto mucho la investigacion sobre el acompañamiento me sirvio para aprender sobre la musica
    Enviado por: ana luisa silva carrillo | con fecha Noviembre 16, 2005 01:21 PM
    me gustaria qu espesificaran todo lo q uno pregunta miren pregunte cuales son los factores que provocan las bariaciones y sale todo menos eso gracias ya es demaciado tarde esa tarea es para el jueves 12 05 006
    Enviado por: solmaira | con fecha Mayo 9, 2006 10:56 PM
    Estos ejemplos son buenisimos, felicito al autor. Me sirven bastante en mi labor de educador.

  7. Yano

    Muy bueno .. Mas claro no puede ser.. Gracias por el aporte .. Fue realmente de mucha ayuda..

  8. Enrique Blanco

    Un placer

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: