Ene 21 2005

Simbología musical de Takemitsu (5a)

El mito australiano del Tiempo del Sueño. El Sueño y el Número en Takemitsu.

El Tiempo del Sueño

Los nativos australianos tienen un sorprendente mito: el del Tiempo del Sueño —también conocido como Alcheringa—. Correspondería a un periodo previo a la creación, en que los diversos dioses y espíritus enseñaron a humanos, animales y criaturas inanimadas cuáles deberían ser sus hábitos y comportamientos. Lo más sorprendente del mito es la idea de que ese tiempo no ha acabado, sino que de alguna forma transcurre en paralelo con nuestra existencia actual.
Muchas y hermosas leyendas transcurren en el Tiempo del Sueño. Aquí tenéis algunas (en inglés, lo siento).
Los aborígenes australianos también creen que cualquier objeto tocado por los espíritus muestra una traza residual de ese contacto. A esa traza se refieren como el Sueño. En la práctica, el Sueño puede acabar siendo toda la filosofía e ideología de una persona, animal o cosa.
Takemitsu, encantado por la idea, escribió una obra con el título de Dreamtime.

El sueño y el número

Mi interés en manipular números no está dirigido hacia la creación de teoría musical. Por el contrario, usando números quiero integrar la música con el mundo, real y cambiante. Por medio de los números quiero ver más claramente estas impredecibles, informes imágenes dentro de mí que, quizás preparadas por largo tiempo emergen súbitamente en un sueño. A través de la absoluta simplicidad de los números quiero clarificar las complejidades del sueño. Puesto que no soy matemático reacciono a los números de forma bastante instintiva, y siento que cuando se encaran instintivamente, los números se hacen más cosmológicos. Digo esto porque recientemente visité el Palacio Independiente Katsura en Kyoto. Allí se ven elementos numéricos. Por ejemplo, el tatami y el shoji estaban claramente planeados y construidos de acuerdo a un plan numérico. Es más, el plan se aprehende de una forma bastante instintiva. Quedé muy impresionado.

Esas relaciones se encuentran también en la música asiática. El ketchak indonesio y los tala indios son considerados por los foráneos como complejas estructuras numéricas, pero para los músicos nativos se practican instintivamente como ideas musicales universales. Para mí los números representan el color y la luz.

Toru Takemitsu en su artículo Dream and Number

El mundo simbólico de Takemitsu, su espacio mítico, está pletórico de dualidades; oriente y occidente, los árboles y la hierba, sonido y silencio. La manera del compositor de confrontarlas no es elegir entre una y otra. Tampoco establecer una síntesis. Por el contrario las hace interactuar en formas complejas buscando un espacio diferente al de la dicotomía.
Una de estas dualidades es la establecida entre Sueño y Número. El Sueño vendría a equivaler a lo informe —muy adecuadamente representado por el mito del Tiempo del Sueño, aunque Toru-san ya empleaba este simbolismo antes de conocer el mito—. El Número representaría lo definido, la creación de la forma. Los números serían los puntos cardinales de la brújula con la que el compositor navegaba el sueño.
Las utilizaciones de números elegidas para tal fin pueden relacionarse con los cabalismos más sencillos (se habló de cabalismo en música en esta bitácora aquí y aquí), tales como en Quatrain, donde el número 4 gobierna todo: cuatro instrumentos, frases de cuatro compases, intervalos de cuarta…, sin contar con que Takemitsu asocia además las cuatro estaciones, la rosa de los vientos y los cuadrados. Del mismo modo, en Orion and Pleiades, el tres representa las tres estrellas del cinturón de Orion, y el siete, la cantidad de estrellas en las Pléyades.
En otras ocasiones, la utilización será mucho más compleja. Quizá el caso más paradigmático sea el de la obra A Flock Descends into the Pentagonal Garden, que contaré brevemente en la próxima entrega y sobre la que prometo un futuro artículo con ejemplos musicales. Para que vayan abriendo boca:

El retrato de arriba es el primero de los tres del Tríptico Takemitsu, de Pierre Delvincourt. es un artista representado por Connectworks, que permite el uso de la imagen mientras se les reconozcan todos los derechos. Reconocidos quedan. El artista se basó fuertemente en la obra de la que hablamos para su grabado.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2005/01/simbologia-musical-de-takemitsu-5a/

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Der Taktsektenführer on 22 enero, 2005 at 1:24
    • Responder

    De modo que para Takemitsu el número 4 en Quatrain es como para alguien que no recuerdo muy bien (ironía) el número 14… (quizá no tan exageradamente). Es de recalcar que la filosofía takemitsiana (si se me permite la expresión) esté repleta de dualismos y que 2×2 = 4. En posts anteriores ya indicabas la predilección del nipón por las matemáticas, Carl Philip. Humildemente reconoce, y cito: Puesto que no soy matemático reacciono a los números de forma bastante instintiva, y siento que cuando se encaran instintivamente, los números se hacen más cosmológicos. Cosmológicos es un concepto bastante amplio, pues establece una relación entre los números y el Universo en sí, pero en este contexto además refleja la complejidad y a la vez sencilla dualidad de nuestra Naturaleza. En fin, un tipo muy interesante Takemitsu. (¿Filosofía del haiku?)

  1. Hombre, el sentido simbólico en Takemitsu es más sobre el número en sí que sobre cifras concretas. La observación sobre lo cosmológico es muy atinada. Pronto veremos más por aquí sobre Takemitsu y los números.

    • Der Taktsektenführer on 23 enero, 2005 at 10:55
    • Responder

    Esperamos (im)pacientes todos tus alumnos… 😉

  2. Lo mismo digo… una cosa Carl Philip, este texto de arriba dices que lo has sacado de un artículo de Takemitsu…escribía ademas de componer? porque , si es así , me interesaria mucho leer algo suyo, me gustaría saber mas de su manera de ver las cosas y el mundo… por cierto , recuérdame que te hable de un libro que acabo de leer , me lo ha dejado mi profesor de matemáticas y me lo quiero comprar ,en cuanto lo tenga ,te lo paso , es muy intresante… saludos! 🙂

  3. Sí, Emey, escribía artículos. Eso sí, todo lo que no está en japonés está en inglés. Cuando acabe de montar el cursillo, siquieres te presto algún libro.
    El libro que dices, ¿no será por casualidad el Gödel, Escher, Bach…? Si es así, es un libro excelente.

  4. mmm ola k tal pss io opino k sta very good

    • marc casas on 3 noviembre, 2006 at 18:43
    • Responder

    Hola, soy un percusionista de barcelona y estoy interesado en saber todo lo que Takemitsu haya dicho sobre su trío de percusión llamado Rain tree. sabéis dónde puedo encontrar información sobre esta obra? moltes gràcies!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: