«

»

Nov 20 2004

Imprimir esta Entrada

Los catorce cánones: The making of

Algunos detalles sobre los capítulos anteriores


Como anuncié, aquí van algunos detalles sueltos pertinentes sobre los catorce cánones y sobre lo que escribí.

Sobre los archivos midi

He elegido en todos los casos sonidos que destaquen cada voz, para se que escuche mejor el contrapunto. He tenido en cuenta para ello el sonido electrónico. Con los instrumentos reales a los que intentan imitar, el resultado sería muy distinto, además de que hubiese hecho otras elecciones y buscado otro tipo de sonoridad.
Los tempos son en general algo más rápidos de lo que quisiera, simplemente para evitar el efecto de saturación midi.
Os animo a que si disponéis de utilidades que os permitan manipular archivos midi, juguéis con estos archivos, cambiando tempos, instrumentos…

Detalles sobre los cánones

Me parece que en ningún sitio dije que el número de la serie es BWV 1087. Tampoco puse los títulos, para eliminar un nivel de complejidad. Son:

  1. Canon simplex
  2. All’ roverscio
  3. Beede vorigen Canones zugleich, motu recto e contrario
  4. Motu contrario e recto
  5. Canon duplex à 4
  6. Canon simplex über besagtes Fundamente à 3
  7. Idem à 3
  8. Canon simplex à 3, il soggetto in Alto
  9. Canon in unisono post semifusam à 3
  10. Parte A: Alio modo, per syncopationes et per ligatures à 2, parte B: Evolutio
  11. Canon duplex übers Fundament à 5
  12. Canon duplex über besagte Fundamental-Noten à 5
  13. Canon triplex à 6
  14. Canon à 4 per Augmentationem el Disminutionem

La fecha de descubrimiento de los cánones

En la mayoría de la información de que dispongo se habla de 1975. Pero existen dos fuentes que la sitúan en 1974, y una incluso en 1972. 1972, me permito descartarlo porque no se cita ninguna referencia. A falta de datos sólidos he elegido 1975, porque aparece en libros que siempre me merecieron confianza, pero eso está lejos de constituir una prueba.

La leyenda de las Goldberg

He encontrado varias páginas web y algún libro que niegan la historia del insomnio del conde Keyserlingk y de la interpretación de su clavecinista, Goldberg. Las razones aducidas son, normalmente, que es obra demasiado buena como para que se haya escrito para dormir, que Goldberg era muy jovencito en el año de su escritura y que a la muerte de Bach no apareció el dinero que le hubiera dado el conde. En vista de que todas ellas son especulativas y faltas de pruebas documentales, y en vista también de que creo que a veces llevamos a extremos excesivos lo de deconstruir, me atengo a la historia original mientras no se me demuestre otra cosa.
Peor aún, muchas de las fuentes que niegan esta historia buscan demostrar que las Goldberg son una obra ultracabalística, basada en Von Himmel Hoch. Es indudable que en ambas obras Bach hizo gran uso de sus habilidades canónicas, pero entre el parecido —a veces discutible— entre ambos temas, y la identidad absoluta con las 8 primeras notas del bajo de Chacona, me quedo con la identidad. Por otra parte me parecería rarísimo en Bach dar una estructura binaria a un coral. En cuanto al cabalismo, algo habrá, sin duda. Pero en un número de variaciones numeradas secuencialmente es inevitable que aparezcan los número 1, 2, 3 … Sólo el que ocurriera algo extraordinario en la variación correspondiente me convencería de que sea significativo.

Tipificación de los cánones

Los cánones, en cuanto a que el compositor haya o no previsto un final preciso, se dividen en:

  1. Finitos
  2. Infinitos o perpetuos

Los catorce cánones son infinitos. Los cánones contenidos dentro de las Goldberg, de los que hablaré en el siguiente punto, son finitos.
En cuanto a la interválica a la que se presenta el canon, los dividimos en:

  1. Al unísono
  2. A la segunda
  3. A la tercera
  4. A la cuarta
  5. A la quinta
  6. A la sexta
  7. A la séptima
  8. A la octava
  9. A la novena

Interválicas superiores a la novena las consideramos como integradas en el intervalo correspondiente más pequeño. Así, por ejemplo, un canon a la décima lo consideramos una clase especial de canon a la tercera (la décima es igual a una tercera más una octava). El que esto no se aplique al intervalo de novena se debe a razones armónicas.
En cuanto a las transformaciones interválicas que presenten los consecuentes:

  1. Se imita el original
  2. Por inversión o movimiento contrario
  3. Por retrogradación
  4. Por inversión retrógrada

En cuanto a transformaciones temporales:

  1. Por aumentación
  2. Sin transformación temporal
  3. Por disminución

Como es natural, todas estas posibilidades pueden combinarse. Además, el compositor puede, con frecuencia, encontrar un tipo particular de canon para una obra concreta que no se ajuste plenamente a estas tipologías. Un caso especial es el canon quodlibet, que admite la cita de canciones populares o de cualquier efecto hunorístico o descriptivo rompiendo la estructura del canon.

Los cánones dentro de las Goldberg

Cada tercera variación dentro de las Goldberg contiene un canon, de forma ordenada. He aquí la lista

  1. Variación 3: Canon al unísono
  2. Variación 6: a la segunda
  3. Variación 9: a la tercera
  4. Variación 12: a la cuarta, por inversión
  5. Variación 15: a la quinta, por inversión
  6. Variación 18: a la sexta
  7. Variación 21: a la séptima
  8. Variación 24: a la octava
  9. Variación 27: a la novena
  10. Variación 30: quodlibet

Que os divirtáis.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2004/11/los-catorce-canones-the-making-of/

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Vailima

    Hablando de insomnios… son las doce y cinco de la noche. Se me cae el cabezo de sueño y que sepas que ya he llegado hasta aquí y que mañana continuaré con éste último post.
    Buenas noches.

  2. Carl Philip

    Encantado y halagado de saberlo, pero, por amor de Bach, que mis artículos no te quiten el sueño. La idea es que los disfrutéis. Buenísimas noches y un abrazo.

  3. Vladimir

    Y diez años después estos artículos siguen leyéndose. Bach nos demuestra cada día que es uno de los mayores genios de la Historia. Sus 14 (2+1+3+8) cánones son sobrehumanos.

    1. CarlPhilipp

      Yo creo que son muy humanos: los demás somos los que no nos esforzamos por serlo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: