«

»

Sep 20 2004

Imprimir esta Entrada

Cabalismo en música: el 14 en Bach (1)

Definición del término. Valoración. Comienzo del estudio del 14 en Bach.Actualización del 22-10-2004


Hoy vamos a comentar un campo de aplicación de los números a la música bastante curioso. Vamos a denominarlo cabalismo. Estrictamente hablando, el cabalismo sería el tipo de operaciones que se hacen para interpretar la Kabbalah, libro sagrado judío. Estás interpretaciones se hacen, entre otros procedimientos, asignando valores a las letras de una palabra y sumándolas. Si dos palabras tienen el mismo valor, son equivalentes, a partir de lo cuál se deducen importantes significados “ocultos”. Por ejemplo, luego veremos como BACH = 14, y JSBACH= 41. Como 14 se puede desglosar en 1+ 4= 5, y 41 en 4+ 1 =5, serían palabras equivalentes según ese sistema.
Puesto que de lo que voy a hablar no tiene relación alguna con el libro de la Kabbalah, podría usar otro término en lugar de cabalismo, como por ejemplo, numerología. No lo voy a hacer por varias razones:

  1. La palabra “numerología” tiene demasiadas connotaciones asociadas a esta curiosa fauna que se ofrece a resolverte la vida si llamas a un teléfono de pago.
  2. Las múltiples operaciones reconocidas por el cabalismo, tales como por ejemplo la gematría —precisamente, asignar valores numéricos a las letras—, eran bien conocidas por la mayoría de los compositores barrocos alemanes —a partir de los cuales, las ha conocido todo el mundo—, con lo que su uso me parece legítimo.
  3. Deseo incluir dentro del cabalismo en música ciertas operaciones que no están, en principio, asociadas a números. El empleo de la palabra “numerología” parece pues poco apropiado.

Definamos el cabalismo en música como el empleo de números u otros elementos para transmitir, de forma no evidente, ciertos significados y/o para construir la música.
Por ejemplo, en el sistema alfabético alemán, B es si bemol, A es la, C es do y H es si natural. El empleo de sib- la- do- si como firma por parte de Bach, o como homenaje por parte de cientos de compositores (dos casos: Listz en la Fantasía y Fuga sobre el nombre de Bach y Webern en el segundo movimiento del Cuarteto opus 28) sería pues cabalístico.
¿Cómo aplicarlo numéricamente? Si un determinado número, pongamos por caso el 5 me parece relevante, puedo hacer frases de cinco notas, emplear cuartas justas (tienen cinco semitonos), emplear duraciones de blanca ligada a corchea (totalizan cinco corcheas)… Este empleo no va, en principio, a ser detectado como tal por el público, ni va, en general, a determinar nada sobre la mayor o menor calidad de la obra. Llamemos no constructivo a este tipo de manejo numérico, a menudo juguetón.
Casos más complejos podrían ser la utilización de la serie de Fibonacci por parte de Bartók —espero hacer un artículo sobre ella en el futuro—, la influencia del 13 (como suma de 7 y 6) en la gama de George Crumb, la enorme incidencia de ciertos números en la serie Dream and Number de Takemitsu, o la inmensa importancia del cálculo estadístico en mucha de la obra de Xenakis. Cuando estos procedimientos llegan a tener este grado de influencia sobre la forma, llamémosles constructivos. Es, naturalmente, difícil establecer a priori la barrera entre ambos usos.
Antes de ver con algún detalle un uso concreto de estos procedimientos, quiero valorarlos. Cualquier cosa que estimule la imaginación del compositor es buena. Si los números estimulan al compositor, debe emplearlos. Si lo que le estimula es el descriptivismo (Kuhnau, Vivaldi, Berlioz, Messiaen, entre otros, lo toman como uno de sus factores), la resolución de problemas técnicos instrumentales (Chopin, Listz, Paganini, Debussy han escrito obras en este sentido) o compositivos (Bach, Hindemith, Stravinsky, Messiaen serían algunos casos), eso es lo que deben emplear. Por no hablar del caso, más normal, de que se empleen cuantos estímulos sean apropiados. En todos los casos se trata de de una información (in-formar: dar forma) ajena a lo estrictamente musical, que puede, sin embargo, ser el disparador que prenda en la mente del compositor una idea que quizá no hubiese conseguido de otra forma.
Dependiendo de lo que me digáis o dejéis de decirme acerca de este artículo, podemos explorar este tema con más ejemplos de los que usaré hoy.
Vamos hoy a explorar el interés de Bach por el número 14. Voy a usar los simbolismos naturales a su religión, época y contexto. No se entienda que creo en ellos más allá del buen resultado musical que le dieron.
Comencemos por usar gematría y asignar a cada letra del alfabeto del latín un valor, según su orden normal. Recordad que el latín no tiene J —habréis visto alguna vez Iohannes, como nombre de Brahms—, U —AVGVSTVS, en lugar de AUGUSTUS— ni W.
Obtendremos esta tabla:

  • A=1
  • B=2
  • C=3
  • D=4
  • E=5
  • F=6
  • G=7
  • H=8
  • I y J=9
  • K=10
  • L=11
  • M=12
  • N=13
  • O=14
  • P=15
  • Q=16
  • R=17
  • S=18
  • T=19
  • U y V=20
  • X=21
  • Y=22
  • Z=23

Si sumamos las letras que forman la palabra BACH obtenemos:
2+ 1+ 3+ 8= 14.
14, siendo dos veces siete, dentro de la simbología cristiana puede representar tanto la doble naturaleza de Jesucristo como los siete días que tardó en crearse el mundo. Además, 7= 3 (número divino, dentro del contexto cabalístico)+ 4 (número humano en el mismo contexto), de forma que 7, en sí mismo implica la totalidad. 14, como doble totalidad aparece reiteradamente en el antiguo testamento, por ejemplo, la fiesta de dedicación del templo de Salomón duró 14 días, Jacob sirvió 14 años a Raquel…
La suma de JSBACH es:
9+ 18+ 2+ 1+ 3+ 8= 41.
41 es un número bastante interesante puesto que 41 es el retrógrado de 14, por un lado, mientras que por otro, la diferencia entre 41 y 14 es 27, número obtenible al multiplicar tres treses (3* 3* 3=27), invitando así a considerarlo símbolo de la trinidad.
Además, la suma de JOHANNSEBASTIANBACH nos da 158, número también interesante dado que 1+ 5+ 8=14, de nuevo.
Y, aunque no nos vamos a ocupar de este número aquí, la suma de JOHANNSEBASTIAN da 144, número que al ser el cuadrado de 12 (12*12= 144), puede representar la unión de las doce tribus de Israel y los doce apóstoles, expresando así la unidad entre el antiguo testamento y el nuevo. Sin contar con que 12 es el doble de 6, número llamado perfecto porque la suma de sus divisores es igual a su producto (1+ 2+ 3 = 1* 2* 3), y porque es el número de días de la creación (“al séptimo descansó”).
Alguna vez que he hablado de estas cosas, hay quien me ha respondido que hay que ver la suerte que tenía Bach de tener ese nombre. Tres cosas quisiera aclarar:

  1. Si Bach se hubiese llamado Pepe Pérez, hoy tendríamos la máxima envidia de ese estimable nombre. Los números estimulaban a Bach, no le produjeron.
  2. Usar ese orden alfabético y ese alfabeto en concreto son decisiones arbitrarias. Musicalmente, los resultados que dan, pueden ser otra cosa, si el compositor es bueno.
  3. Cualquier número puede hacerse significativo. Si no me pareciese algo vanidoso, lo demostraría empleando la gematría en mi propio nombre, empleando la simbología que me es propia. Proponed alguno, y le buscamos significado.

En todo caso hablamos de Bach y de sus símbolos. ¿Era él consciente de todo esto?
En primer lugar, era práctica extendidísima el empleo de cabalismos por todos los compositores de su generación.
En segundo, no aceptó entrar en la Sociedad de la Ciencia Musical hasta que hubo otros 13 miembros, garantizándole así el número 14.
Tanto en su monograma como en algún cuadro suyo hay evidencias significativas del número 14. Por no hablar de la gran cantidad de veces que aparece en su obra.
Pero, quizá el caso más significativo, sea su relación con el coral Wenn wir in höcshten Nöten sein (Cuando estamos en la mayor aflicción), conocido en la versión que aparece en la BWV 668, —Vor deinen Thron tret ich (Ante tu trono comparezco)— como “el coral de la muerte de Bach”, por ser su última obra, dictada desde el lecho de muerte. Como la historia es interesante, pero tendré que explicar qué es un coral y el ars moriendi de la cultura protestante de esa época y lugar, lo dejamos para un próximo artículo. Habrá cosas muy bonitas en él.
Termino anticipando tres tipos de respuesta:

  1. Una música tan bella como la de Bach no puede haberse ensuciado con números o haber sido causada por ellos. Respuesta: como antes dije, si esto disparó la imaginación de Bach, estupendo. No es causa de su buen funcionamiento. Además, los números casi nunca muerden.
  2. La estadística demostraría relaciones significativas con cualquier número, particularmente los no muy altos, que están condenados a aparecer más veces. No es posible demostrar que el 14 estuviese en la mente de Bach. Respuesta: concuerdo en que no es posible demostrarlo, pero tanto lo que sabemos de la época como el inventario de libros que tenía a su muerte, revelan interés por temas cabalísticos.
  3. Todos estos números explican a Bach. Tales señales y portentos no pueden ser casuales. Respuesta: no explican nada más que la mentalidad juguetona e inquisitiva de Bach, que queda además reflejada en muchas otras cosas.

Hasta el próximo artículo.
Actualización del 22-10-2004
Me informan de que entre los varios alfabetos que se empleaban en gematría, también se usaba uno que contenía la W. Eso no afecta a ninguna de las cifras que se usan para este artículo, pero quién quiera usar la tabla aquí expuesta para otros cálculos puede necesitar cambiar sus últimos valores por:

  • W=21
  • X=22
  • Y=23
  • Z=24

Ustedes lo pasen bien.

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2004/09/cabalismo-en-musica-el-14-en-bach-1/

17 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Jorge Alexander Torres

    Extraordinario artículo, lo felicito por la forma tan clara y amena en que expone un asunto tan interesante y a la vez complejo. Recientemente he comenzado a investigar la relación de los números en la música de Bach, le agradecería mucho si me puede ayudar a buscar más de esta información. Muchas gracias, y de nuevo felicitaciones.

  2. Carl Philip

    Bienvenido. Muchas gracias por tus palabras, qué duda cabe que a uno le gusta que llamen guapos a sus hijos.
    Aquí tienes la continuación de este artículo, a ver si te es útil. Por este weblog irán apareciendo más cosas sobre números y sobre Bach. Como imagino que ya habrás buscado en Google, no se me ocurre más información que darte que no aparezca en Internet, en forma de artículos o bibliografía, lo siento.
    Suerte, y me permito recomendarte una saludable dosis de escepticismo.

  3. jorge torres

    Gracias por el consejo, lo tomaré muy en cuenta.

  4. Carl Philip

    En estos días emprenderé una incursión en librerías con éste y otros objetivos. Si encuentro algo, lo dejaré por aquí. Un saludo especial, porque has hecho el comentario número 300. Y disculpa si mi comentario fue algo seco: he recibido demasiados de gente que quería que les hiciese su trabajo. Me enmendaré.

  5. patricia

    me ha llegado una información fascinante que me apetece compartir con vosotros. Al parecer un norteamericano ha descubierto (y esta a punto de publicarlo) que Bach habia creado un sistema de afinación distinto de los utilizados por entonces y de nuestro actual sistema de temperamento igual. Al parecer Bach codificó este sistema en la portada de su libro el clave bien temperado de donde se puede decodificar a partir de las filigranas del titulo . Alucinante ¿Sabeis algo de esto?

  6. Cecilia

    Estoy buscando información sobre si existe algún análisis de la sonata par dos pianos y percusión de Bartok y de Wozzeck de Alban Berg, si me tienes algo me gustaría que me lo enviaras a la brevedad, desde ya muchas gracias y te felicito por el sitio ya que tiene muchas cosas interesantes.

  7. maria pinto pantigoso

    como perteneser a esta religion a quien debo preguntar i si algien sabe mandemen la respuesta por que tengo ganas de aprender

  8. minerva

    en q

  9. Jacobson

    saqen a estos nazis del foro

  10. josep maria gomis

    interesantísimo el artículo referente a la cabalística en la música de Bach. Me gusta mucho la música, la música vocal, religiosa y todo lo referente a Bach. Pero no conocía nada del tema. Lo he leído casi por casualidad, mirando en youtube la misa en si menor.
    Me gustaria leer algo más sobre el tema.
    Gracias.

  11. christian Bolado Almazan

    muy interesante articulo, de hecho me sirvio para una tarea de la escuela, gracias.

  12. janina

    cundo realmente se integran las letras q no se tomaron en cuenta antes (hablando claro despues de haber sido creada ya las primeras letras del alfabeto actual )

  13. Bertrand

    Habría que añadir un detalle también interesante. Bach muere un 28 de julio de 1750.28 es el doble de 14. Julio es el séptimo mes. Las cifras del año suman 13(hubiera sido ya demasiada coincidencia que sumen 14).

  14. Bertrand

    Habría que añadir un detalle también interesante. Bach muere un 28 de julio de 1750.28 es el doble de 14. Julio es el séptimo mes. Las cifras del año suman 13(hubiera sido ya demasiada coincidencia que sumen 14).

  15. Bertrand

    Habría que añadir un detalle también interesante. Bach muere un 28 de julio de 1750.28 es el doble de 14. Julio es el séptimo mes. Las cifras del año suman 13(hubiera sido ya demasiada coincidencia que sumen 14).

  16. felipe

    Hola:
    Que tema mas interesante. Hace un tiempo atrás me enteré de esta información y actualmente estoy haciendo un trabajo de investigación en el cual me gustaria introducir y dar luces sobre el tema… para lo cual esta información me ha sido de mucha ayuda, pero quisiera que incluyeras la bibliografía para asi poder complementar mi trabajo y en posible agregar citas textuales.
    Afectuosos saludos.

  17. felipe

    Hola:
    Que tema mas interesante. Hace un tiempo atrás me enteré de esta información y actualmente estoy haciendo un trabajo de investigación en el cual me gustaria introducir y dar luces sobre el tema… para lo cual esta información me ha sido de mucha ayuda, pero quisiera que incluyeras la bibliografía para asi poder complementar mi trabajo y en posible agregar citas textuales.
    Afectuosos saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: