«

»

Jun 18 2004

Imprimir esta Entrada

El precio de los discos

Adaptación de las discográficas y editoriales a Internet. ¿De verdad que los discos y partituras deben ser tan caros?


Esta semana ha sido pródiga en compras de partituras y discos: el verano es un buen momento para tomarse las cosas con calma. Y me doy cuenta ahora de que ni uno sólo de estos materiales los he comprado en persona, sino todo a través de Internet. Mira que me puede llegar a gustar estar en una tienda, mirar CDs, encontrar cosas que no conocía… Y, sin embargo, me veo forzado a comprar por Internet. La mayoría de los discos que busco son de editoriales que no distribuyen en España, están agotados o están a precios tales que por uno que comprase fìsicamente, puedo comprar dos en la red.
De partituras, ni hablemos. Aparte de que siempre hubo poco, y este poco, nada variado, los precios son exorbitantes. Y es tan fácil y barato comprar fuera…
Se habla mucho últimamente de si Internet asesina la cultura o le hace cosas peores (el término asesinar es exactamente el que se emplea por algunos estamentos que deberían ser más prudentes). A mí, me está posibilitando acceder a ella. Quizá un ejemplo de mis recientes compras sea esclarecedor.
Buscaba partituras de un compositor que ha publicado en cuatro editoriales. Tenía un presupuesto limitado. Una de las cuatro editoriales tenía tienda en línea. Otra, al menos ponía los precios. La siguiente, al menos daba una dirección de correos para formular preguntas. La siguiente también, pero no me ha contestado. En el orden que las he dicho, es en la proporción en que he comprado. Mucho a la primera, nada a la última. Según lo fáciles que se pongan las cosas, responde la gente, por lo menos la parte de ella representada por mí.
En cuanto a discos, no quiero hacer publicidad, pero me resulta sorprendente que haya compañías discográficas que están boyantes vendiendo los CDs a la quinta parte o menos (literalmente) que otras empresas. La compañía a la que me refiero (la no cara, para quitarle cualquier connotación peyorativa a “barata”) Ha puesto recientemente más de CUATRO MIL CDs disponibles en línea por un precio bastante moderado (una suscripción y ya dispones de todos los CDs).
¿De verdad la cultura está siendo asesinada por Internet? ¿No estaremos asistiendo a las quejas de los que no han querido adaptarse y proporcionar alternativas acordes a la marcha de los tiempos?

Sobre el Autor

CarlPhilipp

Eterno compositor, profesor y armonista.

Enlace permanente a este artículo: http://enriqueblanco.net/2004/06/el-precio-de-los-discos/

2 comentarios

  1. Klapaucius

    Si te refieres a una compañía que empieza por N y termina por S, sí que es cierto que tienen unos precios muy buenos, y además varias grabaciones de muchas de las obras, lo que está bien y permite escoger entre una cierta gama de precios, siempre razonable.
    En cuanto a la cultura asesinada, quizás lo que esté siendo maltratado es el negocio tradicional, pero eso no es cultura, es negocio.
    Yo puedo comprar libros o discos para que hagan bonito, para parecer más culto o comprarlos para disfrutarlos – y dar de comer al negocio de la cultura- o bien podria tratar conseguirlos de una forma u otra que no repercutiese en su negocio y sí en la cultura.
    Me parece que se trata, intencionadamente, de mezclar churras con merinas y volumen de negocio con producción cultural, lo cual, como mínimo, no es de recibo.

  2. C. P. E. Bach

    A esa me refiero precisamente. Cada vez me gusta más. Y encima es de las pocas que se arriesgan con compositores e intérpretes.
    De lo demás que dices, creo que no se podría decir más claro en menos palabras. Y, obviamente, todos sabemos que existen procedimientos de distribución legales que no repercuten en hacer prosperar el mercado tradicional y sí en una fácil y rápida difusión de la cultura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: